La Diputación de Castellón pide a los ciudadanos que extremen las precauciones para prevenir los incendios forestales

El presidente de la institución, José Martí, visita el área operativa de la Plana Alta en Oropesa del consorcio provincial

El diputado de Bomberos, Abel Martínez, destaca el trabajo realizado por los profesionales en la actual campaña estival, pero insta a los ciudadanos a “no bajar la guardia”

12 de agosto de 2019. El diputado provincial de Bomberos, Abel Ibáñez, ha ensalzado hoy el trabajo que desarrolla el Consorcio Provincial para prevenir y sofocar los incendios forestales en las comarcas castellonenses y, aunque destaca el buen balance en lo que llevamos de campaña estival, insiste en que en temas como el del fuego “nunca hay que bajar la guardia”.

Al respecto, los datos actualizados hablan de un total de 146 incendios en la presente campaña, que aunque a nivel de datos supone un 35 por ciento más de actuaciones que en 2018, en términos de afección en superficie quemada es de “poca incidencia” en lo que se refiere a hectáreas quemadas, de ahí que resalte el trabajo que realizan bomberos profesionales, forestales y voluntarios a lo largo de la provincia.

Con todo, Abel Ibáñez recuerda que “aún queda verano por delante, hay días a nivel climatológico complicados, como el pasado fin de semana, y nadie se puede confiar”, por lo que reclama a la ciudadanía que “sea prudente, que no se confíe y que extreme las precauciones”.

La preocupación de la Diputación de Castellón por los incendios forestales es máxima, de ahí que estos días se estén realizando visitas a los parques profesionales para conocer de primera mano sus necesidades. Este es el caso del área operativa de la Plana Alta, en Oropesa, que ha contado con la presencia del presidente de la Diputación, José Martí, acompañado por el propio Abel Ibáñez y por la alcaldesa de la localidad, la también diputada provincial María Jiménez.

José Martí ha destacado “el excelente trabajo que realizan los bomberos de un consorcio que es, sin duda, un referente a nivel nacional”. Martí subraya por ello su labor diaria, destacando que, “con una provincia con una superficie forestal tan extensa como la de Castellón, esto obliga a extremar las precauciones, por supuesto durante todo el año, pero en especial los meses de verano”.

El área operativa de la Plana Alta presta asistencia a un total de 12 municipios: Benicàssim, Benlloch, Borriol, Cabanes, Oropesa, La Pobla Tornesa, Sant Joan de Moró, Torreblanca, Torre d’en Domènec, La Vall d’Alba, Vilafamés y Vilanova d’Alcolea. Con una población censada de 52.500 habitantes, durante el pasado año se atendieron 617 servicios. En lo que va de 2019 la cifra se eleva a 341.

El personal consta de un jefe de parque, cinco jefes de turno, cinco cabos y 25 bomberos. El área operativa de la Plana cuenta con seis vehículos, además de una barca y una moto para salvamentos en el mar. En funcionamiento desde 1993, las nuevas instalaciones se inauguraron en 1999.

Deja un comentario