La Diputación de Castellón presenta su nuevo logotipo

El logo anterior data de 1992.

 

La Diputación de Castellón ha presentado un nuevo logo para su imagen corporativa, el cual es «próximo, atractivo y fiel a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)». Además, evoca la intermunicipalidad de los ayuntamientos de la provincia. La propuesta fue ganadora del concurso organizado por la Diputación y fue creada por el equipo compuesto por Arc Estudi Disseny y Estudi de Disseny Joan Rojeski Cooperativa.

El concurso para la nueva imagen corporativa de la Diputación de Castellón tuvo en cuenta criterios como la capacidad de transmitir la marca de la institución y su relación con los municipios de la provincia, así como la representación de una imagen moderna y actual. También se valoró el valor artístico y simbólico de la propuesta, así como su capacidad para adaptarse a diferentes mensajes, contextos y medios. Según el presidente de la Diputación, José Martí, se buscaba una marca que reflejara la cercanía y compromiso con todos los municipios de la provincia y que además transmitiera el compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible establecidos en la Agenda 2030.

Los diseñadores de los estudios ganadores, Jorge Querol y Jordi Olucha, han explicado que su propuesta se basó en tres conceptos fundamentales: la inclusión del escudo de la provincia de Castellón, la capacidad de la Diputación de llegar a todos los municipios y la fuerza simbólica del término «casa». Además, se hizo mención especial a los dos estudios finalistas del concurso, Idear Ideas y Gimeno Gràfic Estudi.

PROXIMIDAD

La nueva imagen corporativa de la Diputación de Castellón transmite cercanía, compromiso y relación entre los municipios de la provincia. Además, refleja los valores de inclusión, sostenibilidad, resiliencia y seguridad, enfocando en las personas como el centro de todas las acciones. La nueva imagen es aplicable a diferentes servicios, departamentos y secciones de la Diputación.

El proceso de diseño del escudo, se enfocó en mantener elementos clave del escudo actual de la provincia de Castellón, como la corona, el castillo y la ‘senyera’. Se buscó conservar la forma característica del escudo y adaptarlo al nuevo diseño. El objetivo fue crear un símbolo «elegante, atractivo, inclusivo y efectivo» que fuera sencillo, limpio y minimalista.

En el nuevo logotipo, se encuentra una corona formada por tres torres o casas en la parte superior. Esta representación tiene un doble significado intencional: la corona con las torres del castillo del escudo tradicional, o la corona con la unión de casas que simbolizan los hogares de los pueblos que conforman la provincia. Con la primera interpretación se mantiene el elemento del escudo tradicional y con la segunda, se conserva la imagen de la Diputación de Castellón como entidad cercana y comprometida con los 135 municipios de la provincia y sus habitantes.

Las franjas de la ‘senyera’ se han colocado en diagonal para simbolizar que la Diputación abraza sus localidades y representar su flexibilidad. También se puede ver un efecto de circunvalación, lo que indica que la Diputación es una entidad completa con todas las secciones, departamentos y servicios que ofrece.

La inclinación de las franjas también crea un espacio entre estas y la corona, lo que transmite la idea de una institución abierta a los cambios y a la ciudadanía. En la parte inferior se ve un triángulo invertido que se ha incluido para mantener la forma característica del escudo.

Finalmente, se ha prestado especial atención a la parte escrita para lograr una legibilidad clara y un equilibrio visual adecuado con el símbolo. Se ha elegido una tipografía adecuada para la marca de la Diputación de Castellón, ya que su legibilidad será muy útil en las múltiples aplicaciones y ubicaciones en las que se utilizará, y facilita la interpretación de la institución como un organismo próximo y moderno.