La Diputación de Castellón refuerza con 680.000 euros el trabajo comunitario de las entidades sociales

La vicepresidenta Patricia Puerta informa de que se han concedido ayudas a 268 proyectos que priorizan el incremento de la calidad y los servicios en el interior

La Diputación de Castellón ha acordado esta semana la concesión de 680.000 euros en ayudas a entidades sectoriales vinculadas al bienestar social. Esta línea de subvenciones se trata de una de las grandes novedades que ha introducido la vicepresidenta Patricia Puerta al frente del departamento de Bienestar Social, que desde este año cambia la mayor parte de los convenios singulares por una macroayuda por concurrencia competitiva. En este sentido, Puerta se ha mostrado “contenta” por la movilización del tejido asociativo castellonense “para mostrar su buen trabajo y por la gran calidad de los proyectos que se han presentado”, los cuales demuestran, en opinión de la vicepresidenta, “el gran compromiso que tienen con la sociedad y con su provincia a la que ayudan a crecer desde el bienestar”.

En total, el equipo de gobierno ha aprobado la concesión de subvenciones a un total de 268 iniciativas “que hacen de la atención al más necesitado su bandera”. En cuanto a las ayudas concedidas, estas se han dividido en cuatro grandes áreas. En la primera de ellas, destinadas a apoyar iniciativas en materia de salud y prevención, se han concedido 54 subvenciones e inyectado 310.000 euros. En la línea de promoción del envejecimiento activo se han valorado positivamente 116 proyectos, que se han repartido un total de 150.000 euros. En cuanto al apartado de conciliación laboral, educación e infancia, la institución provincial ha otorgado subvención a 35 colectivos locales con 110.000 euros. En cuanto a la cuarta de las líneas, la de actividades sociales, han sido 35 las asociaciones concesionarias, con una ayuda de 110.000 euros.

NUEVOS CRITERIOS

Puerta ha recordado que se han mejorado los criterios de baremación para que, además de la calidad de los proyectos presentados, prevalezcan aspectos como la creación de puestos de trabajo o la contratación de personas con discapacidad. También se priorizan otras circunstancias como ser una entidad con experiencia en el ámbito social, contar con sede en un municipio pequeño o estar implantada en varios municipios.

Asimismo, la vicepresidenta ha recordado que se han tenido en cuenta todos los proyectos elaborados durante el Estado de Alarma y relacionados con la pandemia de Covid-19, “puesto que han sido muchas los gastos a los que se han tenido que hacer frente y no podíamos ser ajenos a esto”.

La responsable de Bienestar Social ha subrayado que una de las líneas de trabajo “de esta nueva Diputación para el primer año era darle la vuelta al departamento y así lo hemos hecho, para darle todo el máximo protagonismo posible y con todas las garantías de igualdad para las entidades, porque ahora más que nunca es necesario estar con todas las entidades sociales para que la crisis sanitaria y económica no deje de lado a nadie”.

Deja un comentario