La Diputación distribuye los 2,9 millones de euros del Plan Reactiva Castelló para cubrir los gastos de emergencia sanitaria por la Covid-19

Son ayudas destinadas a ayuntamientos, mancomunidades y entidades locales, que fueron pactadas por los cuatro grupos políticos representados en la institución provincial

La Junta de Gobierno de la Diputación de Castellón ha aprobado más de 2,9 millones de euros en subvenciones para que los ayuntamientos, mancomunidades y entidades locales menores de la provincia puedan sufragar los gastos extraordinarios a los que han tenido que hacer frente a consecuencia de la crisis generada por la pandemia de la Covid-19. Se materializa de esta forma uno de los acuerdos incluidos en el Plan Reactiva Castellón que se aprobó en el pleno celebrado el pasado 23 de junio de 2020, con los votos afirmativos de Pspv-Psoe, Partido Popular, Compromís y Ciudadanos. El Plan Reactiva Castellón consta de un conjunto de medidas valoradas en más de 9 millones de euros, que se agrupan en cuatro grandes líneas de actuación: la creación de un fondo de 3 millones de euros para ayudas a los ayuntamientos, la implementación de un plan de defensa del sector turístico valorado en 2.850.000 euros, un nuevo anticipo de tesorería a los ayuntamientos de 3 millones de euros y medidas sectoriales referentes a las áreas de Bienestar Social, Cultura, Deportes, Presidencia, Consorcio Provincial de Bomberos, asesoramiento a municipios, CEDES, Promoción Internacional y Tejido Científico e Innovador.

Al término de la Junta de Gobierno, el presidente José Martí ha felicitado a los cuatro grupos representados en el pleno municipal «porque las ayudas aprobadas hoy nacen del consenso alcanzado por todos los grupos políticos de la casa, que con la irrupción de la pandemia supimos dejar a un lado nuestras lógicas y legítimas diferencias para priorizar lo verdaderamente importante en un momento tan crucial y crítico». En su opinión, «este tipo de decisiones resultan muy positivas porque ayudan a transmitir un mensaje en positivo de la política demostrando que la tantas veces denostada política es una tarea muy noble que sirve para ayudar a las personas y mejorar sus vidas».

Una senda «por la que sería bueno que siguiéramos transitando a la hora de elaborar los presupuestos de la Diputación de 2021, que van a estar marcados por la dureza de la crisis económica generada por el coronavirus». En consecuencia, explica, «sería bueno que volviéramos a dar un buen ejemplo y que, entre todos, fuésemos capaces de aprobar una cuentas públicas que beneficien a los ayuntamientos de la provincia y a las personas que residen en ellos y que lo están pasando muy mal».

El presidente ha recordado que la Diputación «fue pionera en España con la adopción de medidas desde el primer momento de la pandemia, distribuyendo de forma gratuita mascarillas y material de protección y desinfección para los trabajadores esenciales de los ayuntamientos, por un importe de 250.000 euros. También coordinó una gran acción de compra con la que 129 ayuntamientos pudieron adquirir 368.000 mascarillas cuando este material escaseaba en los mercados internacionales. La institución también respaldó con 120.000 euros el Plan Responde de Cruz Roja para atender a las personas vulnerables en los municipios de menos de 6.000 habitantes.

Además, el Consorcio Provincial de Bomberos invirtió 18.500 euros para la adquisición de diez cañones generadores de ozono desinfectante y nueve autobombas de 100 litros de autonomía, realizando un total de 468 desinfecciones en 117 municipios y 15 pedanías. Por otra parte, los voluntarios de Protección Civil se encargaron de llevar a domicilio los tratamientos de los enfermos oncológicos tratados en el Hospital Provincial.

Deja un comentario