La Diputación estudiará ayudas para paliar daños por las lluvias del 31 de marzo y 1 de abril y reclamará la implicación de la Generalitat

Localidades como Orpesa, Almassora o Burriana sufrieron inundaciones en sus poblados marítimos como consecuencia de los elevados registros pluviométricos, que llegaron hasta los 150 litros por metro cuadrado

La Diputación de Castellón aprobará mañana en el pleno una nueva declaración Institucional con la que se compromete a estudiar una línea de ayudas para paliar los daños registrados por las lluvias registradas entre el 31 de marzo y el 1 de abril. Estas ayudas quedarían circunscritas a los municipios en los que se tuvieron que llevar intervenciones por parte del Consorcio Provincial de Bomberos.  El acuerdo, además, incluye reclamar a la Generalitat Valenciana que se implique económicamente para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas.

La Declaración Institucional ha sido ya avalada por los portavoces de los cuatro grupos políticos que integran la corporación provincial y mantiene la línea de diálogo y consenso que ha defendido el presidente de la Diputación, José Martí, desde que el actual equipo de gobierno asumiese la gestión de la institución a finales del mes de junio del pasado año.

Martí, en este sentido, ha querido destacar el “talante constructivo” de los grupos de la oposición, aspecto que ha permitido sacar adelante numerosos acuerdos y, en especial, “las mesas de diálogo que hemos desarrollado para buscar soluciones de forma conjunta a la crisis económica y social por la COVID-19”.

La propuesta consensuada que va mañana al pleno hace mención a las intensas precipitaciones que se registraron en algunos puntos de la provincia de Castellón entre el pasado 31 de marzo y 1 de abril, lluvias que causaron graves destrozos, especialmente en municipios costeros. Así, localidades como Orpesa, Almassora o Burriana, entre otras, sufrieron inundaciones en sus poblados marítimos como consecuencia de los elevados registros pluviométricos, que llegaron hasta los 150 litros por metro cuadrado.

Las lluvias, como recoge el texto consensuado, causaron daños de gran envergadura tanto en infraestructuras públicas como en propiedades privadas. Muchos vecinos quedaron aislados, requiriendo la intervención de equipos de rescate debido a que un gran número de viviendas quedaron totalmente anegadas.

Las pérdidas se calculan en miles de euros, hasta el punto de que hay municipios como Burriana que ya han anunciado su intención de declarar la zona como catastrófica. Además, se recuerda que este episodio de lluvias se ha producido poco tiempo después de la borrasca Gloria, que tantos daños provocó en el interior y litoral de la provincia. Precisamente, en febrero, en el pleno del 18 de febrero, se aprobó en la Diputación de Castellón una Declaración Institucional, instando a  Diputación, a la Generalitat Valenciana y al Gobierno de España la aprobación de una línea extraordinaria de ayudas.

Con los daños todavía reparándose, y con las ayudas por llegar, ha vuelto a registrarse un nuevo episodio de fuertes lluvias,  “y lo han hecho en un momento especialmente crítico, en el que la pandemia del coronavirus ha obligado a decretar un estado de alarma que ha hecho mucho más complicado para los particulares acceder a sus residencias y acreditar las pérdidas”, tal y como recoge el texto.

Por este motivo, y porque consideran que las Administraciones Públicas deben estar al lado de los municipios que sufren pérdidas de este magnitud, desde los grupos políticos de la Diputación de Castellón han acordado aprobar una Declaración Institucional que supone el primer paso para estudiar ayudas propias y pedir otras a la Generalitat.

Dentro del acuerdo, suscrito por los portavoces de PSPV, Compromís, PP y Ciudadanos, se quiere “agradecer la diligencia con la que actuaron todos y cada uno de los profesionales que intervinieron en las tareas y trabajos inmediatos de evacuación, restauración, limpieza y seguridad de las vías, paseos y demás espacios que requirieron de una atención urgente.

Deja un comentario