La Diputación intensifica la lucha contra los mosquitos en humedales por las previsibles lluvias del mes de septiembre

La diputada de Medio Natural, María Jiménez, anuncia que tras el éxito de Peñíscola se generaliza a toda la provincia el tratamiento con insecticida granulado de liberación lenta
  • En agosto se colocaron carteles informativos en los cementerios recomendando taladrar los objetos en los que se colocan flores para evitar el estancamiento de agua

La diputada provincial, María Jiménez, ha informado de que se ha procedido a incrementar el número de personas que realiza labores de vigilancia de campo en el medio natural y al aumento de sus horas de trabajo, con el objetivo de realizar un control más exhaustivo y eficaz de las poblaciones de larvas de mosquitos existentes en las zonas húmedas y marjales. Es una decisión que se adopta por la humedad que se viene registrando durante las últimas noches y los previsibles episodios de lluvia que suelen producirse durante del mes de septiembre.

«Es una muestra más de la intensa labor que se desarrolla a lo largo de todo el año con el Plan Provincial contra los Mosquitos, siguiendo la hoja de ruta que marca su director, el catedrático de la Universidad de València e integrante del Grupo de Investigaciones de Entomología y Control de Plagas del Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva, Ricardo Jiménez». Un programa de actuaciones que, según ha explicado, «se va modulando o modificando en función de los datos extraídos del constante trabajo de campo que se realiza a lo largo de todo el año».

La diputada también se ha referido a la decisión de los responsables del plan de generalizar el tratamiento con bioinsecticida granulado de liberación lenta en las zonas de acumulación de agua y marjales, «una vez visto el éxito alcanzado con las pruebas realizadas en el término municipal de Peñíscola». Es un producto muy eficaz que se libera con la ayuda de dos vehículos que fueron incorporados al programa el pasado mes de julio: un anfibio 8×8 con capacidad para intervenir dentro del agua y un camión con brazo gigante nebulizador con el que se actúa a distancia sobre zonas que presentan grandes focos de larvas.

Se trata de «un trabajo exhaustivo y completo» que «se realiza en coordinación con los ayuntamientos para evitar duplicidades innecesarias».

María Jiménez también se ha referido a la campaña de «concienciación y sensibilización» que la Diputación ha desarrollado durante el mes de agosto en coordinación con los ayuntamientos para evitar la proliferación de mosquitos en los cementerios de la provincia, que ha consistido en la colocación de alrededor de 300 carteles informativos en los que se hace un llamamiento a la colaboración ciudadana. En los mismos se recomienda taladrar los recipientes en los que se depositan flores con el objetivo de evitar las acumulaciones de agua. También se advierte sobre la conveniencia de fomentar el uso de plantas naturales con pocas necesidades hídricas.

Deja un comentario