La Diputación pone en marcha las inversiones presupuestadas para 2019

El equipo de gobierno de la Diputación de Castellón anuncia una inversión de casi de 2 millones de euros para mejorar la eficiencia energética y los sistemas de depuración de aguas

PSPV y Compromís lamentan que la mala gestión económica realizada por el Partido Popular ha derivado en un incumplimiento del equilibrio presupuestario y de la regla del gasto

El equipo de gobierno de la Diputación de Castellón ha decidido hoy, en el transcurso de la Junta de Gobierno, iniciar la tramitación de una modificación presupuestaria que permitirá poner en marcha dos planes de inversiones que no estaban contemplados en el presupuesto de 2019 aprobado por la anterior corporación: un plan de actuaciones en eficiencia energética y un plan de actuaciones en sistemas de depuración. Ambos planes se consignarán en los presupuestos de 2019 y 2020, como una inversión plurianual, y la previsión es que se liciten e inicien durante el último trimestre del año.

En el caso del plan de mejora de la eficiencia energética, este tendrá como beneficiarios a 16 municipios y consistirá en la sustitución de las luminarias existentes por LED, con un presupuesto aproximado de 620.000 euros; las actuaciones en sistemas de depuración, que ascienden a 1,3 millones de euros, se dividirán en dos bloques: actuaciones en nuevas depuradoras de tres municipios, y mejoras en depuradora gestionadas por la Diputación en otras tres localidades.

En total se está hablando de una inversión de casi 2 millones de euros para mejorar los municipios de nuestra provincia, en materias tan importantes para el medio ambiente y la calidad de vida de los vecinos y vecinas, como son la eficiencia energética y el agua.

Una inversión que se realizará a pesar de la mala gestión económica realizada por el Partido Popular durante el primer semestre de 2019 en la institución, que ha derivado en un incumplimiento del equilibrio presupuestario y de la regla del gasto, dos cuestiones incluidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera impulsada en el año 2012 para tratar de controlar las cuentas de las entidades locales.

Concretamente, desde el área de Intervención se prevé que la diputación finalice el año incumpliendo la estabilidad presupuestaria, ya que habrá un desequilibrio de 4,9 millones de euros en las cuentas y sobrepasando en 16,7 millones de euros la regla del gasto (que estaba fijada en 85 millones de euros pero llegará a los 101 millones).

Desde el equipo de gobierno se ha lamentado esta situación y se ha criticado que el PP no realizara una modificación presupuestaria en los primeros meses del año, lo que hubiera permitido dedicar los remanentes existentes (más de 23 millones de euros) a realizar una segunda edición del Plan 135 o otras actuaciones similares que tanta falta hacen a los municipios de la provincia.

Deja un comentario