La Diputación rehabilitará el Santuario de la Cueva Santa en su impulso al patrimonio sacro como dinamizador turístico

El Gobierno Provincial confirma la rehabilitación de la ‘Casa del Latonero’ como centro de recepción de visitantes al santuario
  • Moliner: “Contribuimos a que este espacio de fe se convierta también en un espacio de captación de oportunidades para nuestros pueblos”

 La Diputación de Castellón rehabilitará el Santuario de la Cueva Santa como parte de su impulso al patrimonio sacro como dinamizador turístico de los pueblos de la provincia. Coincidiendo estas fechas con el inicio de las peregrinaciones que anualmente los distintos municipios de la zona realizan al santuario, el presidente de la Diputación, Javier Moliner, ha visitado el conjunto arquitectónico del santuario para conocer en primera persona el alcance de las actuaciones que va a emprender la Diputación de Castellón en colaboración con la Parroquia de San Miguel Arcángel de Altura para recuperar, poner en valor y potenciar este emblema patrimonial de la provincia como centro turístico y elemento dinamizador de los municipios del Alto Palancia.

“El Santuario de la Cueva Santa es sin duda un elemento fundamental, gran estructurador de la comarca del Alto Palancia, gran vertebrador de una sociedad que ha acudido a esta cueva desde la fe, desde la espiritualidad, pero también desde la convicción que la Virgen de la Cueva Santa ha sido un gran elemento de cohesión social durante toda la historia de esta comarca. Desde el punto de vista del conjunto de toda la provincia es uno de los grandes focos de atracción de visitantes. Por eso hemos querido estar al lado de la parroquia, del Obispado, a la hora de actuar para poner en valor todo este conjunto, de colaborar y contribuir a que el Plan Director que se elaboró en su día en 2010 sea una realidad y quienes vengan a visitarnos no salgan defraudados por no poderles prestar los servicios que hoy un turista o un visitante, o un peregrino requiere”.

El presidente Moliner ha firmado un protocolo de intenciones en esta primera fase de la rehabilitación la Diputación con la inversión de 160.000 euros para la restauración del edificio ‘Casa del Latonero’ como centro de recepción y acogida de visitantes en el marco de las acciones del protección del patrimonio y entorno al Plan Director de Ordenación del Santuario de la Cueva Santa. Hay que tener en cuenta que este edificio está actualmente cerrado a los usuarios y sin actividad porque la estructura, el forjado, la cubierta, las fachadas, etc. están en un estado inestable y ruinoso que pueden causar peligro para los visitantes.

En ese sentido, Moliner ha explicado que “poder contribuir hoy con la firma de este protocolo a la restauración de la Casa del Latonero es una oportunidad de colaborar y contribuir desde el Gobierno de la Provincia a que este espacio de fe se convierta también en lo más pronto posible en un espacio de captación de oportunidades para que los turistas que nos visitan tengan todos los servicios a su disposición”.

El presidente ha señalado que “en este lugar se va a albergar la cafetería de recepción de visitantes. y colaborar y contribuir a todo este proceso debe ser un objetivo del Gobierno Provincial a futuro también para conseguir que la Cueva Santa, como en otros espacios como Sant Joan de Penyagolosa o el ermitorio de la Balma, sean los grandes focos de turismo religioso de nuestra provincia y tres lugares de los que nos sentimos profundamente orgullosos por lo que han supuesto en nuestra historia cristiana, y queremos aprovechar esa oportunidad y ese orgullo para convertirlos también en una oportunidad de futuro”.

El párroco, Juan Manuel Gallent, ha agradecido por su parte a la Diputación “continuar una historia que desde el siglo XVI comenzamos en un lugar que es precioso y con el significado que tiene. La patrona de la Diócesis de Segorbe-Castellón, es una alegría poder seguir abriendo con la calidad que corresponde, actualizándolo, este espacio religioso, natural, cultural a todas las personas en este siglo XXI. Es una alegría poder poner en valor todo lo que la historia de nuestros pueblos han podido llevar adelante y este hermoso lugar de la Cueva Santa que junto a otros lugares emblemáticos como San Juan de Peñagolosa son espacios de encuentro y de acogida de nuestros pueblos de Castellón”.

Y es que el año 2018 se contabilizó el paso de 620.000 personas en este espacio, la conocida como ‘Casa del Latonero’ que hará posible acoger a visitantes y peregrinos dotando al conjunto del santuario de servicios básicos especialmente cumpliendo con la normativa de accesibilidad a la cueva del santuario.

El Santuario de la Cueva Santa, un lugar único en la provincia

La singularidad del Santuario de la Cueva Santa hacen de él un lugar único en la provincia. Los primeros datos escritos sobre la cueva aparecen datados en el siglo XVII, momento en el que la cueva y su entorno inmediato están plenamente constituidos como santuario de culto mariano, incluida la Sala de la Capilla, situada en el interior de la cavidad y acondicionada mediante distintas obras para acceder a ella y realizar actividades de culto. Además de la capilla, queda documentado que ya en el año 1645 existía una hospedería destinada a albergar peregrinos.

La evolución constructiva del santuario revela la progresiva importancia que la Cueva Santa adquiere a lo largo de la historia. Actualmente son cerca de una veintena de romerías las que se realizan al santuario de la Cueva Santa, constituyéndose no sólo en un emblema patrimonial de la provincia a preservar sino también en un importante recurso para la dinamización turística de la comarca del Alto Palancia.

Abanderada del cuidado del patrimonio sacro como activo

Esta actuación por parte de la Diputación de Castellón se corresponde con el compromiso que ha hecho de la institución la abanderada del cuidado, recuperación y protección del patrimonio y arte sacro castellonense como un activo que contribuya a mejorar y generar nuevas oportunidades en los pueblos de la provincia.

Así, el Gobierno Provincial suma centenares de obras y edificios restaurados en colaboración tanto con los Obispados, el de la Dióceis Segorbe-Castellón y el de la Diócesis de Tortosa, con quienes mantiene convenios de colaboración, como con los propios ayuntamientos a quienes presta ese servicio de restauración y con quienes comparte proyectos de puesta en valor del patrimonio.

El compromiso de la Diputación con la rehabilitación del santuario de Sant Joan de Penyagolosa es, sin duda, el hito más reciente de este trabajo al que se incorporan importantes actuaciones como el centro de recepción de visitantes y centro de interpretación en las inmediaciones de la Basílica de San Pascual de Vila-real, los trabajos en el patrimonio del Santuario de la Balma, o la exposición de arte sacro La Llum de la Memòria actualmente en el centro de Castellón y que en su anterior edición se desarrolló precisamente a pocos kilómetros de la actuación en Altura, en los municipios de Jérica y Caudiel.

Deja un comentario