La facturación del sector cerámico ha caído un 45% en el mes de abril

Sólo en un mes, el sector ha dejado de facturar 160 millones de €. La caída de la demanda es incluso mayor, llegando a un descenso del 50%

Estos datos reflejan la situación de un sector que no ha parado. Otras actividades como el turismo, el ocio o la restauración están completamente parados desde marzo

Las medidas de liquidez deben de llegar a las empresas

La caída brutal de la demanda y el colapso de la economía son una realidad. Con datos completos del mes de abril, la crisis del Covid-19 ha provocado la drástica caída de la facturación en un 45% y una bajada en la entrada de pedidos en un 50% en el conjunto del sector de baldosas cerámicas. Esto significa que sólo en un mes, la industria azulejera ha dejado de facturar 160 millones de €.

Esta importante caída de ingresos y de demanda se produce en un sector que no ha parado y ha estado activo en la medida de lo posible, desde el inicio del establecimiento del estado de alarma. Incluso durante los días que duró el permiso retribuido recuperable, las empresas del sector siguieron realizando cargas para atender sus compromisos comerciales.

Si esto es así para un sector en activo, hay que ponerse en la durísima situación que estarán atravesando el turismo, el ocio y la hostelería, que llevan dos meses con 0 actividad e ingresos, y con unas previsiones de trabajo muy bajos en los próximos meses. Si ya en el caso del sector azulejero, ninguna empresa es capaz de aguantar varios meses con caídas del 40% en la facturación, el turismo, con caídas del 81,4%, va a estar herido de muerte si no se ponen medidas urgentes desde el gobierno.

Esta dura realidad no se corresponde con la caída que ha anunciado el Gobierno de un 9,2% del PIB para 2020, ni en las medidas que están tomando. La realidad es mucho peor. Si se quiere abordar con realismo esta crisis y avanzar, el primer paso que tenemos que dar es tener la dimensión correcta de la situación. Sólo así podremos tomar medidas reales.

Y hay que hacerlo con urgencia, ya que ninguna empresa va a resistir mucho más tiempo si no llega el apoyo económico, la inyección de liquidez y las medidas de activación de la demanda necesarias.

Hasta la fecha, las líneas de avales para garantizar la liquidez de las empresas son totalmente insuficientes. Insistimos en que es necesario ampliar el volumen de financiación garantizada por el Estado, para afrontar los gravísimos problemas de liquidez de las empresas, pero también es necesario que esa financiación llegue a las empresas de manera directa y sin filtro de bancos para dar mayor confianza a proveedores y acreedores.

ASCER quiere reconocer nuevamente el trabajo realizado diariamente por todos los sanitarios a sus familiares, que están en el foco de riesgo. Asimismo, solicita que puedan contar con todas los materiales médicos y de prevención para ejercer su profesión.

Deja un comentario