La familia de David, asesinado en Gata de Gorgos, pide justicia pacífica

La familia de David, asesinado en Gata de Gorgos, pide justicia pacífica

David falleció el pasado sábado tras supuestamente recibir golpes con un bate de béisbol en Gata.

 

La familia de David, el hombre de 38 años asesinado el pasado sábado en Gata de Gorgos (Alicante), ha insistido en «luchar con todos los argumentos legales» para que se haga justicia, subrayando que «nunca» lo harán «desde la violencia o el odio a cualquier raza o religión» y rechazando vincular el crimen «con ningún movimiento político».

En un comunicado, la familia agradeció la despedida al fallecido el pasado martes, en la que «centenares de personas unidas demostraron amor». «Estamos seguros de que ese es el camino, desde la paz y el respeto», afirmaron.

Queremos por encima de todo que se haga justicia y lucharemos con todos los argumentos legales para que así sea. Nunca desde la violencia. Nunca desde el odio a ninguna raza o religión. Nunca relacionando este terrible hecho con ningún movimiento político.

Declaró la familia.

Asimismo, señalaron que durante estos días han escuchado «muchas barbaridades«, de las que hasta ahora habían preferido mantenerse «al margen». «Entendemos que haya mucha tristeza y mucha rabia, y que queráis salir a la calle a manifestar este sentimiento. Pero en ningún momento puede convertirse en un acto con un trasfondo lleno de intereses», recalcaron.

La familia no lo comparte, ni estaremos presentes. Nosotros, con lo que vivimos el martes por la tarde, estamos mucho más que satisfechos de ver cuánta gente rodeaba a David y de qué manera lo despedimos.

Destacaron, expresando su «eterna gratitud».

David falleció el pasado sábado tras supuestamente recibir golpes con un bate de béisbol en Gata. La Guardia Civil detuvo a tres hombres de nacionalidad marroquí por su presunta implicación: uno ha ingresado en prisión, otro está en libertad con medidas cautelares y el tercero figura como investigado sin medidas.

Relacionados  "Saturación" en el Juzgado contra la Violencia de Género de Vila-real

Tras estos hechos, la consellera de Justicia e Interior, Elisa Núñez (Vox), afirmó en un comunicado que «a nadie se le escapa que se trata de un nuevo y cruento recordatorio de que nuestra seguridad y nuestras vidas están siendo sacrificadas en nombre de los caprichos multiculturales de la izquierda», en referencia a la procedencia de los detenidos.

Este jueves, en el pleno de Les Corts, Núñez aseguró que en sus declaraciones «jamás» vinculó delincuencia con inmigración, sino que criticó «el modelo intercultural de la izquierda en cuanto a la integración de personas migrantes».

Fotografía portada: Archivo.