La feria de Santa Catalina de Vila-real aspira a la declaración de interés turístico autonómico en su regreso después de la pandemia

Vila-real celebra este domingo el mercado tradicional, que abre la campaña de Navidad, con las medidas anti covid vigentes. Los 200 puestos de venta se distribuirán en un recinto más amplio para evitar aglomeraciones.

Vila-real se reencontrará este domingo, 28 de noviembre, con una de sus tradiciones más arraigadas: la feria de Santa Catalina vuelve a las calles de la ciudad después de que en 2020 tuviera que suspenderse a causa de la pandemia.

Declarada de interés turístico provincial, la feria de Santa Catalina regresa con cambios en el recinto para hacer posible la instalación de 200 puestos de venta cumpliendo con la normativa anti covid y con el reto de conseguir la declaración de interés turístico autonómico, atendiendo al impacto que esta tradición tiene más allá de la ciudad y de la provincia. Así lo ha anunciado hoy el concejal Comercio y Turismo, Diego A. Vila, en la presentación del dispositivo de la feria de Santa Catalina de 2021.

Vila ha detallado que la cita comercial se ha organizado cumpliendo las medidas de prevención actuales por la covid-19 para este tipo de mercados tradicionales. En total, se instalarán 200 puestos de venta distribuidos en la plaza Mayor, Arrabal de Carmen, calle José Ramón Batalla, calle Hospital y avenida Cardenal Tarancón.

Como novedad, se han evitado los puntos donde tradicionalmente se producen más aglomeraciones, como la calle Mayor Santo Domingo. Vila ha celebrado que la ciudad de Vila-real se pueda reencontrar con esta tradición que tiene una repercusión turística y comercial más allá de la ciudad e incluso de la provincia.

Por este motivo, el concejal ha anunciado que la Concejalía de Turismo iniciará los trámites para solicitar la declaración de fiesta de interés turístico autonómico. “Hace ya diez años de la declaración de interés turístico provincial y creemos que es momento de dar un paso más, porque la feria de Santa Catalina es uno de nuestros principales atractivos turísticos, con un gran impacto comercial, ya que supone el pistoletazo de salida para la campaña de Navidad”, apunta el responsable de Comercio.

El concejal ha hecho un llamamiento a los vecinos y vecinas, así como a los visitantes, para que respeten las medidas de prevención, eviten las aglomeraciones y sobre todo ha recomendado el uso de la mascarilla en todo momento, “para que podamos tener una feria más segura para todos y todas”. De hecho, Policía Local y Protección Civil, en colaboración con el área de Mercados y con la Concejalía de Servicios Públicos, han preparado el dispositivo especial para garantizar las medidas de seguridad y prevención.

Como es habitual, la Concejalía de Comercio ha hecho una selección de los productos que se venderán en la feria de Santa Catalina, dando prioridad a los productos típicos de la Navidad, como turrones, frutos secos, juguetes, decoración navideña y belenes, pero también otros productos artesanales.

Finalmente, Vila ha recordado que los vendedores y vendedoras no pagarán tasa por ocupación de la vía pública, dado que este tributo sigue exonerado como un incentivo y una medida de estímulo económico para paliar los efectos de la pandemia en el sector comercial. De los 200 puestos de venta que se instalarán, 60 son de vendedores de Vila-real, 56 de otras poblaciones de la provincia, 61 comerciantes provienen de otros puntos de la Comunidad Valenciana y 23 de otras provincias.

Finalmente, Diego A. Vila ha recordado que durante esta semana se ha instalado también la feria de atracciones en el jardín de Jaume I, gracias a la colaboración de la Asociación de Atracciones de Feria de Vila-real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *