Icono del sitio Castellón Diario

La Gola sur del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares se abre nuevamente al mar tras estar un año cerrada

Las borrascas que han afectado a la provincia ha propiciado un desembalse desde el pantano de Sitjar que ha provocado la rotura de la barrera de piedras a consecuencia de la fuerza del agua

El Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares gestionado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana está cambiando estos días de aspecto a consecuencia del tren de borrascas y de la depresión aislada de niveles altos (DANA) que está afectando a varias comarcas de la provincia de Castellón. La primera consecuencia más llamativa de las fuertes lluvias recogidas en los tramos alto y medio del río Mijares es la nueva apertura de la Gola sur tras estar cerrada durante poco más de 1 año. El pasado mes de marzo del año 2021 se formó una pequeña albufera a la salida de la Gola sur que ha sido emplazamiento de descanso y alimentación para numerosas especies de aves acuáticas como las gaviotas de Audouini, las gaviotas reidoras, las cormoranes grandes, los garzas reales y los chorlitejos chicos, entre otras especies. Ahora, tras un año, las fuertes lluvias que están cayendo en la provincia de Castellón han propiciado un nuevo desembalse en el pantano de Sitjar que ha provocado que la fuerza del río Mijares rompa la barrera de cantos rodados. La información positiva es que las aguas de la Gola sur se han podido renovar con un nuevo aporte. Otra de las consecuencias más destacadas ha sido que el río Mijares haya vuelto a saltar por el azud de Burriana o igualmente conocido como les Reballadores. El desembalse del pantano del Sitjar y el aumento repentino del caudal del río en el Paisaje Protegido de la Desembocadura del Mijares también ha provocado el cierre de varios pasos como el de la Pila o de la Cossa. El paso de la Cossa que comunica los términos municipales de Burriana y Almassora por el tramo más bajo del río está a actualmente cortado, ya que la fuerza del agua ha deshecho la pista de tierra y piedras que lo conecta con el puente por la orilla norte. Nuevamente, la vegetación arrastrada por el Mijares ha taponado los ojos del paso de la Cossa y el río ha tenido que averiguar otras expectativas para continuar su camino en torno al mar. El consorcio administrador del Paisaje Protegido de la Desembocadura del río Mijares formado por los ayuntamientos de Almassora, Burriana, Vila-real, la Diputación de Castellón y la Generalitat Valenciana recuerda la importancia de extremar la precaución durante este episodio de lluvias torrenciales que pueden afectar las condiciones del río y provocar aumentos repentinos de su caudal, principalmente en lo que se refiere a los pasos que quedan cortados al tráfico. El consorcio igualmente quiere recordar que la ruta Botánica sigue cerrada por el desprendimiento que ha habido el pasado mes de septiembre de 2021 a consecuencia de otro episodio de lluvias. Es necesario extremar las precauciones porque estas nuevas lluvias pueden provocar nuevos desprendimientos.

Salir de la versión móvil