La gran exhibición del Playas de Castellón en el Europeo de Glasgow con oro para Jorge Ureña

No sólo ha sido la medalla de oro que ha ganado Jorge Ureña, sino como la ha ganado. Un verdadero homenaje al atletismo. 
El oro de Jorge Ureña ha sido el gran hallazgo de los siete atletas del Playas de Castellón que han competido en el Europeo de pista cubierta de Glasgow. Una actuación en la que los otros seis representantes del Playas, que tenían opción de ser finalistas e incluso medallistas como Pablo Torrijos, no lo lograron. En un campeonato del nivel de un Europeo cada vez es más difícil: la competencia es enorme. De ahí el valor añadido de lo logrado por Jorge Ureña, medallista de oro por primera vez a nivel internacional, el superman del Playas mejoró la medalla de plata que ya había conseguido en otro europeo de pista cubierta.
Jorge  Ureña.
A los 25 años, ha logrado la plenitud total. Un verdadero homenaje al atletismo. No se puede interpretar de otra manera. Nos lo ha hecho pasar en grande este fin de semana Jorge Ureña en el heptatlon, cuya medalla de oro la remató en la última prueba, los 1.000 metros, con una exhibición de categoría. Un paso más, por lo tanto, en la carrera de Jorge Ureña, cuya asombrosa regularidad en las siete pruebas le ha permitido cumplir un sueño en el escenario más difícil. No sólo eso, sino que logró la mejor marca de la temporada en el salto con pértiga: 5 metros. Los datos hablan por sí solos de un atleta que lideró la clasificación general hasta el final.
Pablo  Torrijos.
Las sensaciones, después del Campeonato de España de Antequera, eran estupendas. Se había recuperado a la velocidad de la luz de la operación de tobillo. Pero esta vez en Glasgow no ha sido su momento. Pablo quedó fuera de la final de triple con un salto de 16,18 metros, imposible reeditar la plata de hace cuatro años en Praga. Sin embargo, no hay motivo para el pesimismo, porque Pablo siempre vuelve. Y tiene 25 años.
Cristina Espejo.
Fue de menos a más en la semifinal de los 3.000 metros. Su objetivo real era bajar de los 9’00” por primera vez. Tenía las piernas, la seguridad en sí misma. Al final, hizo 9’06”, ella no acabó contenta. Pero cuando se corre con esa inteligencia no hay nada que reprochar a una atleta que nos ha dejado un invierno excelente.
Sergio  Jiménez.
Hasta las dos últimas vueltas creíamos que tenía opción de pasar a la final de los 3.000 metros. Pero lo que no sabíamos es que iba “muerto por dentro”, como luego declaró en línea de meta. Así que esto ha sido una enseñanza de futuro para un atleta destinado a grandes cosas. La edad le acompaña.
Paula  Sevilla.
Fue quinta en su serie de 60 metros con 7.44 y por centésimas no hubo opción de repesca para ella para pasar a semifinales. En cualquier caso, su éxito fue viajar a Glasgow, demostrar que algún día podrá estar ahí, plantar cara a las mejores. Por eso no queda decepción, es muy joven,  solo aprendizaje.
Patricia  Sarrapio.
A sus 36 años, la profesora se quedó a 15 centímetros de entrar en la final de triple salto. Pero es imposible decepcionarse con Patricia Sarrapio, que siempre está ahí. De hecho, esta era su sexta participación en Europeo de pista cubierta. De ahí que tengamos que agradecerla su manera de detener el tiempo. Majestuosa siempre. Incluso en la derrota.
Yidiel  Contreras.
 No ha sido su Europeo. No tuvo ni opción siquiera. Fue descalificado en su serie de los 60 metros vallas por salida nula. Una pena porque llegaba en un estado óptimo. Había logrado este año marca personal y creíamos en él. Pero no pasa nada. Yidiel nos ha demostrado demasiadas veces su capacidad para levantarse.

Deja un comentario