La Guardia Civil desaloja a un grupo de agricultores en la A-3

La Guardia Civil desaloja a un grupo de agricultores en la A-3

Los agricultores continuarán con sus protestas y "tractoradas" durante el fin de semana, con la atención puesta en la Gala de los Goya.

 

La Guardia Civil ha desalojado a un grupo de alrededor de 20 agricultores que bloquearon la autovía A-3 en la localidad valenciana de Chiva durante la mañana del sábado, en el quinto día consecutivo de protestas del sector a nivel nacional.

El bloqueo se produjo en el kilómetro 327 en dirección a Madrid desde las 07:00 horas, generando un colapso total en la vía con retenciones de aproximadamente un kilómetro, aunque puntualmente se permitía el paso por un carril.

Alrededor de las 09:30 horas, la Guardia Civil intervino para desalojar a los agricultores, un grupo de unas 20 personas. Después de la intervención, la circulación se restableció por completo en la autovía, según confirmaron fuentes de Delegación del Gobierno.

Los agricultores continuarán con sus protestas y «tractoradas» durante el fin de semana, con la atención puesta en la Gala de los Goya, que se celebra este sábado en Valladolid, y la posibilidad de llegar a Madrid con sus tractores.

En la Comunitat Valenciana, se han convocado movilizaciones para el próximo lunes 12 de febrero en Alicante, el jueves 15 en el Puerto de Castelló de la Plana y el 22 de febrero en el de Valencia.

Alberto Cervera, un agricultor de Chiva, ha expresado su descontento con las políticas agrarias, afirmando que están perjudicando a los pequeños agricultores. Lamentó que las medidas europeas beneficien a grandes empresarios en detrimento de los agricultores locales. Criticó la falta de comprensión de la problemática real del campo por parte de aquellos que toman decisiones a nivel europeo y denunció la pérdida de prestigio del trabajo y los productos agrícolas locales.

Alberto Cervera alertó sobre las consecuencias económicas negativas para los agricultores, indicando que los costos de insumos esenciales, como herbicidas, podrían aumentar considerablemente. Expresó preocupación por la posibilidad de que los grandes empresarios importen productos de otros países, lo que afectaría los precios de los productos locales. Hizo un llamamiento a la solidaridad y al apoyo de aquellos que dependen de la agricultura y destacó la difícil situación económica de los agricultores pequeños.

Relacionados  Los jabalíes atacan los campos de sandías de Benicarló- Castellón

Cervera enfatizó que la situación actual del campo es insostenible a nivel burocrático,

Nos están linchando. Yo no soy un informático ni tengo por qué serlo, yo estoy donde estoy porque pensaba que tenía un futuro pero te das cuenta que lo has arriesgado todo y no te da resultado porque te están hundiendo.

Ha expresado.

Asimismo, llamó a la participación de más personas, incluyendo a aquellos que se benefician de la agricultura, en las protestas para defender los intereses de los agricultores locales.

La gente debería estar aquí en las manifestaciones para sumarse a las protestas. Gente que está comiendo de la agricultura, un concejal de agricultura, un administrativo que está haciendo papeles o gente que tiene tiendas. Aquí falta mucha gente y mucho apoyo. No vamos a abandonar, no podemos abandonar.

Por su parte, la plataforma 6-F, que había instado a tomar la capital española este sábado, finalmente ha llamado a votar en el quinto día consecutivo de protestas en la explanada del estadio Metropolitano en Madrid, planteando la opción de paralizar las manifestaciones y concentraciones de agricultores y ganaderos o continuar con una huelga masiva.

Las organizaciones agrarias exigen al Gobierno de España soluciones inmediatas para abordar los problemas del campo relacionados con las consecuencias de la sequía y la guerra en Ucrania, los precios y los costes de producción, la simplificación y flexibilidad de la Política Agraria Común (PAC) de la Unión Europea, así como cuestiones laborales y de Seguridad Social.

Te puede interesar:

La Policía desaloja a los agricultores en el acceso a PortCastelló