La Guardia Civil detiene a dos personas por hurtos perpetrados en la AP-7 de Castellón

La detención ha sido posible con motivo de los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para combatir los robos y hurtos en las vías de comunicación de la provincia

La Guardia Civil ha detenido a dos personas como supuestos autores de seis delitos de hurto y dos de daños en vehículos en áreas de servicio en la AP-7 y en la zona comprendida entre Vinaròs y Benicarló.

Todo comenzó con motivo de los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para combatir los robos y hurtos en las vías de comunicación de la provincia, los guardias civiles que se encontraban en el área de Benicarló de la AP-7, observaron como un vehículo emprendió la marcha fuera de la zona de descanso colocándose en paralelo con otro automóvil obligándole a parar en el arcén, momento en que los Guardias Civiles al sospechar que se pudiera estar cometiendo un hecho delictivo decidieron actuar, procediendo a la identificación de sus dos ocupantes, y tras apreciar que la rueda del vehículo estaba pinchada, procedieron a su detención, tratándose de dos varones de 44 y 46 años de edad, como supuestos autores de un delito de hurto en grado de tentativa y daños.

Posteriormente y fruto de las investigaciones de los agentes se han podido esclarecer cuatro delitos de hurtos y otro de daños en vehículos, en la AP-7.

Los Guardias Civiles se han incautado del vehículo utilizado para perpetrar los hechos.

Los detenidos junto con las diligencias instruidas han sido entregados en el Juzgado de Instrucción número 1 de Vinaròs.

 El “modus operandi” utilizado normalmente consiste en localizar las áreas de descanso o vías de servicio personas preferiblemente extranjeras. Eligen que sean foráneas, para evitar las denuncias, bien porque se marchan a su país o por la dificultad de expresarse en nuestro idioma. Vigilan los estacionamientos, hasta que eligen a sus futuras víctimas, y una vez localizado su turismo les pinchan uno de los neumáticos. Cuando regresan a su vehículo y se ponen de nuevo en marcha, le siguen, y en un momento dado se ponen a su altura y le indican que tienen una avería. Una vez parado se ofrecen para ayudarles y mientras distraen a las víctimas, uno de ellos aprovecha para sustraer todos los objetos de valor que puedan llevar, tales como carteras, móviles, dinero, aparatos electrónicos, etc

La actuación ha sido realizada por efectivos de la Guardia Civil de la Comandancia de Castellón.

Deja un comentario