La Guardia Civil detiene a una persona por varios incendios cometidos en una fábrica y viviendas de Ribesalbes y Ayodar y otro incendio forestal en Lliria (Valencia)

El detenido se aprovechaba de su condición laboral para cometer los hechos delictivos y eludir así la acción policial

El mismo ya tenía antecedentes por delitos de daños mediante medios destructivos, quedando ingresado en prisión provisional

  • Estos hechos supusieron un riesgo para los ciudadanos, causando una gran alarma social en la zona

La Guardia Civil ha detenido una persona como supuesto autor de un delito de incendio en masa forestal en Lliria (Valencia), un delito de incendio en vivienda con riesgo para las personas en Ribesalbes y dos delitos de daños mediante incendio en una fábrica y una vivienda abandonada de Ribesalbes y Ayodar.

Todo comenzó cuando la Guardia Civil activó el protocolo de actuación de incendios en inmuebles tras haber tenido conocimiento de que se habían producido dos incendios en días consecutivos en el mes de octubre del pasado año en el término municipal de Ribesalbes.

El primer incendio sucedió en una fábrica y el segundo en una vivienda no habitada en el casco urbano de la localidad, lo que supuso un grave riesgo para la integridad física de las personas ya que el fuego se propagó rápidamente a las viviendas colindantes, teniendo que ser desalojada una mujer de avanzada edad, la cual tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios, asimismo fueron numerosos los daños en los inmuebles que ocasionaron las llamaradas y el humo del fuego.

Estos hechos supusieron un grave riesgo para los ciudadanos, causando una gran alarma social en la zona.

Los agentes pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Burriana iniciaron una investigación para esclarecer lo sucedido, recabando información a través de las declaraciones de los testigos presentes en el lugar de los hechos, inspecciones oculares en los lugares afectados por las llames y el humo, recogiendo diversas pruebas y muestras, así como otras gestiones policiales más laboriosas encaminadas al total esclarecimiento de lo sucedido.

En el transcurso de las investigaciones los agentes lograron comprobar que ambos incendios habían sido provocados, situando a un varón en el lugar de los hechos y llegando a la conclusión que dicha persona se aprovechaba de su condición laboral para cometer los hechos delictivos y eludir así la acción policial, ya que el mismo era conductor de ambulancias de emergencias, lo que le permitía camuflarse entre las personas que se encontraban en el lugar justo en los momentos previos al inicio y durante el fuego.

Continuando con las pesquisas y gracias a las numerosas gestiones de los guardias civiles se le pudo situar y atribuir la comisión de dos incendios más, uno de ellos forestal provocado en un camping del término municipal de Lliria (Valencia) donde ardieron un total 7.000 metros cuadrados de casetas de camping y vegetación, movilizando a 12 dotaciones de personal de emergencias.

El otro incendio se cometió en una vivienda abandona en el denominado “cruce de Villamalur” en el término municipal de Ayodar, donde se situó al autor momentos antes de producirse el incendio conduciendo una ambulancia, permaneciendo el lugar mientras las llamas consumían la vivienda abandonada objeto del incendio.

Los guardias civiles llegaron a la conclusión de que en los cuatro incendios el autor empleó el mismo modus operandi, culminando todos los hechos delictivos en diferentes fases para perpetrarlos, en un primer momento analizaba las viviendas donde podía originar los fuegos, segundo iniciaba los focos de ignición, observando como se originaba el fuego y recreándose con las llamaradas que causaban los mismos, llegando incluso a grabar alguno de los incendios.

Ante todos estos hechos los guardias civiles procedieron a la localización y detención de un varón de 21 años de edad, como supuesto autor de un delito de incendio en masa forestal, un delito de incendio en vivienda con riesgo para las personas y dos delitos de daño mediante incendio. El mismo ya poseía antecedentes por delitos de daños mediante medios destructivos, relacionados con incendios.

El detenido junto a las diligencias instruidas ha pasado al Juzgado de Instrucción número 4 de Nules, el cual ordenó su ingreso en prisión provisional.

La actuación ha sido realizada por efectivos del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burriana.

Deja un comentario