La Guardia Civil incauta 12 toneladas de naranja de procedencia ilícita investigando a los dos presuntos autores en la localidad de Nules

La fruta recolectada iba a ser exportada a otros países europeos

El Equipo ROCA de la Guardia Civil de Burriana ha investigado el pasado día 08 de marzo a dos varones 30 y 58 años de edad por un presunto delito contra el patrimonio y un delito de falsedad documental.

En el marco los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para prevención e investigación de los robos y hurtos en el campo y las explotaciones agrícolas y ganaderas, y en plena campaña de recogida de naranja, la Guardia Civil de Castellón y especialmente los Equipos ROCA, refuerzan las medidas de seguridad para impedir la comisión de este tipo de delitos, incrementando las inspecciones, vigilancias e investigaciones de todas las fincas rurales e instalaciones agrícolas y ganaderas, apoyados por el resto de Unidades que forman parte de la Guardia Civil.

En dichas inspecciones, se hace especial hincapié en los documentos de acompañamiento y trazabilidad agraria (DATA), el cual es de obligado cumplimiento desde el año 2013. Estos documentos permiten registrar la trazabilidad del producto agrario, en este caso la naranja, desde origen hasta su primera comercialización. Los Documentos de Acompañamiento y Trazabilidad Agrícola (DATA), tiene vital importancia sanitaria debido a que garantiza el histórico de las etapas por la que ha pasado el producto desde su recolecta hasta su comercialización y procesado. A su vez, se comprueban los números REGEPA, que identifican la explotación agrícola de origen y son de gran utilidad para los Agentes, ya que permiten contrastar y verificar los datos aportados.

La actuación de la Guardia Civil arrancó en una de las inspecciones contra la compra-venta ilegal de naranjas en un almacén de la localidad Nules donde se localizaron 1.047 cajas de naranjas de unos 12 Kg cada una, comprobando en dos documentos DATA la certificación de solamente 288 cajas.

Así mismo, los agentes del equipo ROCA constataron que además de no coincidir los datos de los documentos aportados con los kilos recogidos, recolectaban la fruta de huertos colindantes al autorizado en el DATA.

Por tales hechos, se procede por parte de los agentes a la aprehensión de las 1.047 cajas que arrojaban un peso de unas 12 toneladas, con un valor aproximado de mercado de 2.500 € y cuyo destino era la exportación a otros países europeos.

Las diligencias serán remitidas a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Nules (Castellón).

Deja un comentario