La Guardia Civil salva de la asfixia a un hombre atrapado en una escalera en Gandia-Valencia

La Guardia Civil salva de la asfixia a un hombre atrapado en una escalera en Gandia-Valencia

El varón, con una constitución física corpulenta, estaba "encajonado" y ya sin pulso ni respiración.

 

Agentes de la Guardia Civil han salvado la vida a un hombre que fue hallado atrapado en el hueco de la escalera de acceso a los baños en un restaurante de Gandia (Valencia) y que ya no presentaba pulso ni respiración, conforme ha informado el instituto armado en un comunicado.

Los agentes le efectuaron maniobras de reanimación cardiopulmonar y consiguieron sostenerle con vida hasta la llegada de los servicios médicos. Los hechos sucedieron el pasado diecinueve de agosto, sobre las dieciocho y diez horas, cuando dos agentes de la Patrulla Fiscal y de Fronteras de Gandia, en servicio en el distrito del Grao, fueron requeridos, de forma urgente, por diferentes vecinos y vecinas que les condujeron hasta el interior de un conocido restaurante.

Una vez en el establecimiento, observaron a un hombre atrapado en el hueco de la escalera que accedía a los baños, «encajonado» y «asfixiándose». La víctima, de una constitución física «corpulenta», no cesaba de manar sangre por la boca. Cuando los agentes verificaron sus constantes vitales, se percataron de que no tenía pulso y tampoco respiraba, por lo que procedieron a efectuarle la maniobra deRautek‘ -liberarle las piernas- y lo pusieron en posición de seguridad.

Después, le practicaron la reanimación cardiopulmonar, a la vez que limpiaban los coágulos de sangre de la boca a fin de que no se ahogara. A los diez minutos, llegaron efectivos de la Policía Local de Gandia, que se ofrecieron a turnarse con los guardias civiles para seguir con la reanimación cardiopulmonar hasta el momento en que los servicios médicos se encargaron de la situación.

Relacionados  Detenido un pederasta tras confesar ante la Guardia Civil

La víctima, un vecino de Gandia, fue trasladado al Hospital de la localidad. Los servicios sanitarios reconocieron que la intervención de los agentes fue «decisiva» a fin de que la víctima prosiguiera con vida hasta la llegada de los servicios médicos.