La Guardia Civil se incauta de 1,2 Kilos de metanfetamina “cristal” en Vilafamés y detiene a tres personas

Los tres detenidos han quedado ingresados en un Centro Penitenciario

La Guardia Civil ha detenido a tres personas de edades comprendidas entre 28 y 32 años de edad como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas, incautando 1,2 kilos de droga del tipo metanfetamina en forma de cristal.

Agentes de la Guardia Civil mientras se encontraban realizando labores de seguridad ciudadana en una vía adyacente a la CV-10, término municipal de Vilafamés, observaron como unos individuos en un vehículo al percatarse de su presencia, aumentaron su velocidad. Los agentes observaron como sus ocupantes arrojaban un paquete de tamaño medio por la ventanilla del copiloto.

Tras lograr que el vehículo detuviera su marcha y una vez recuperado el paquete anteriormente arrojado, comprobaron que contenía en su interior dos tipos de sustancias diferentes, una blanca con textura cristalina e inodora y otra de color amarillo intenso. Al ser analizarlas mediante un reactivo dieron ambas resultado positivo a la metanfetamina.

Por todo ello se procedió a la detención de los tres varones, uno de nacionalidad española y polaca, como supuestos autores de un delito de tráfico de drogas.

El detenido de nacionalidad española tenía antecedentes por un delito contra la Salud Pública en Francia, cuando se le intervino 400 kilos de hachís en el interior de un camión.

Los detenidos junto con las diligencias instruidas han pasado al Juzgado de Instrucción número 4 de los de Castellón, quién ordeno su ingreso en Prisión.

La actuación ha sido realizada por efectivos de la Guardia Civil de Vilafamés.

 Este tipo de droga sintética tiene efectos estimulantes, aumentando la dopamina del cerebro, que es un neurotransmisor encargado de activar sensaciones como felicidad, el placer, e incluso el control de las funciones motoras. Se suele consumir por vía respiratoria, fumando sus vapores y a través de vía intravenosa, consiguiendo un nivel máximo de adicción.

El consumo de esta droga está creciendo en Europa, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el delito (UNODC), especialmente en zonas de ocio y turísticas, debido a la sensación de euforia e hiperactividad que provocan, aunque está comprobado que daña el corazón y el cerebro, causando en ocasiones comportamientos psicóticos, agresividad y en muchos casos, la muerte por sobredosis.

Deja un comentario