La Junta de Portavoces aprueba por unanimidad la reivindicación de la Diputación para desbloquear los remanentes y destinarlos a un fondo económico frente a la COVID-19

Todos los grupos políticos avalan que el presidente, José Martí, reclame ante la FEMP y el Gobierno una moratoria en la aplicación del Plan Económico Financiero que, a fecha de hoy, impide disponer de parte de los 43 millones de euros de remanentes para la reconstrucción de la provincia

 Los grupos políticos acuerdan la puesta en marcha de ocho mesas sectoriales con representantes de la sociedad castellonense, cuyo objetivo será coordinar y priorizar las acciones para revertir los efectos de la emergencia sanitaria

 La Junta de Portavoces de la Diputación de Castellón ha ratificado por unanimidad la puesta en marcha de una Mesa de Diálogo para coordinar y consensuar todas las medidas para revertir los efectos de la pandemia por la COVID-19 y atender las necesidades sociales, económicas y asistenciales de los municipios de la provincia.

Además, todos los grupos han avalado la  propuesta del presidente de la institución, José Martí, de reivindicar ante las federaciones valenciana y española de municipios, y ante el Gobierno, que “se suspendan temporalmente” los efectos de los planes económicos financieros (PEF) que afectan a algunas entidades locales, ya que en el caso de la Diputación, le permitiría disponer de parte de los 43 millones que tiene de remanente para la reconstrucción de la provincia.

José Martí, tras la celebración telemática de la Junta, ha ensalzado “la buena disposición de todos los partidos, que debe ser motivo de satisfacción para la ciudadanía porque es en situaciones excepcionales como la que nos encontramos cuando debemos unir fuerzas en la búsqueda de las mejores soluciones”.

La Junta de Portavoces, según señala, “sigue el camino que ya iniciamos el pasado martes, cuando todos los partidos ratificamos la Declaración Institucional que nos debe servir para priorizar estos meses lo que debe guiarnos a todos: el respaldo sin fisuras a nuestros ayuntamientos y las medidas a aplicar para reactivar la economía y atender a los colectivos sociales”.

La Junta de Portavoces se constituye así en un foro de encuentro de los grupos políticos de esta institución, en el que se canalizarán y consensuarán todas las iniciativas que se planteen. Para conseguir estos fines, se reunirá ordinariamente de forma quincenal, pudiendo celebrar sesiones extraordinarias a propuesta del presidente o de dos grupos políticos.

La Junta, según se ha acordado hoy, estará integrada por el Presidente, la Vicepresidenta, los portavoces de los grupos políticos representados en el pleno y los portavoces adjuntos de los grupos socialista y popular. Las votaciones se realizarán por voto ponderado proporcional a la representación de cada grupo en el Pleno. Actuará como secretario el de la Corporación Provincial y estará asistida por la Interventora y el personal administrativo que se considere necesario.

A su sesiones  podrán incorporarse los diputados o diputadas que cuya presencia se considere oportuna en función de los temas que se vayan a tratar, así como los técnicos cuya presencia se requiera para asistir y asesorar en las deliberaciones.

Dentro de los acuerdos, se deja claro que todas las iniciativas que propongan los grupos políticos relacionadas con la lucha contra la COVID-19, tanto en materia sanitaria, económica y social, deberán  canalizarse a través de la Junta de Portavoces. Para ello, los grupos presentarán sus iniciativas por registro de entrada y éstas se elevarán a la siguiente reunión. La Junta de Portavoces, en cualquier caso, podrá acordar dejar encima de la mesa alguna de estas iniciativas para recabar los informes que se consideren necesarios.

Asimismo, las solicitudes de información sobre temas relacionados con la COVID-19, tanto en su vertiente sanitaria, económica y social se canalizarán en los mismos términos previstos en el apartado anterior.

Mesas de diálogo con representantes de la sociedad

La Junta de Portavoces constituirá una Mesa de Diálogo que estará formada por dos representantes de cada grupo político, a la que se unirán actores sociales y personas de la sociedad civil, así como ayuntamientos y mancomunidades, con el objeto de coordinar y priorizar aquellas acciones necesarias para revertir los efectos de la COVID-19.

En este sentido, se ha acordado que la Mesa de Diálogo celebre reuniones sectoriales, donde se invitará a los representantes de un sector concreto para tratar temas que les afecten. Con ello, las propuestas que se acuerden en la Mesa de Diálogo se elevarán a la Junta de Portavoces, que será el órgano decisorio y donde se aprobarán por el sistema de voto ponderado proporcional a la representación de cada grupo en el Pleno de la Corporación Provincial.

La propuesta de reuniones con representantes de la sociedad en la mesa de diálogo se ha concretado en ocho áreas:

1. Sector empresarial

2. Pequeñas y medianas empresas y autonómos.

3. Representantes sindicales

4. Sectores agrícola, ganadero y pesca.

5. Bienestar social

6. Sector deportivo y cultural

7. Representantes de grandes ciudades, con alcaldesas y alcaldes de los ocho municipios de más de 20.000 habitantes de la provincia

8. Representantes de municipios pequeños, con las presidentas y presidentes de las 8 mancomunidades existentes en la provincia de Castellón

Deja un comentario