La Llosa, el pueblo del melón

La Llosa, en la Plana Baixa, es un pueblo de casi mil habitantes situado en el sur de la provincia de Castelló, conocido por la riqueza de sus tierras y por la calidad de las aguas que tienen en el marjal.

La fruta que todo el mundo conoce por su dulzura es el melón de todo el año, y es que en La Llosa se cultiva de una manera muy especial y gracias a sus características conserva un sabor excelente.

Guillermo Llopis tiene una empresa de fruta en La Llosa, y el melón es su producto estrella. Las razones de la gran calidad de los melones son muy variadas y hacen del marjal de La Llosa un lugar único para su cultivo. Unas condiciones especiales que son el secreto de la dulzura de estos melones. “El microclima es una de las razones, además las tierras están situadas en el marjal por debajo del nivel del mar y el agua tiene sales que también son muy importantes para sacar esta fruta con tanta calidad. Todo esto hace que el melón tenga mucha consistencia y un sabor muy particular”, señala Guillermo Llopis.

Con mucha cura Llopis consigue unos melones diferentes “mi obsesión es que sean unos melones especiales en el bocado y en el azúcar.” Por eso también le presta mucha atención a los productos que pone a los cultivos “tienen que ser los perfectos para hacer un melón dulce y consistente”.

Para un labrador el clima es esencial a la hora de sacar buena cosecha. Guillermo Llopis indica que “este año es muy buena, están saliendo muchos kilos de melones. Nosotros trabajamos unas 400 fanegadas de tierra y este 2021 tenemos borde el millón o millón y medio de kilos de melón”. Para sacar una buena cosecha de melones, dulces y suculentos como los de La Llosa, tampoco pueden faltar las abejas. Y es que, “la flor del melón necesita la polinización, las flores macho no tienen el melón y las flores hembra sí. Por esta razón se tiene que polinizar y tenemos sobre un centenar de abejas que hacen esa función”, afirma Llopis.

Los melones de La Llosa, según cuenta Llopis, se plantan “hacia el mes de marzo y se cosechan en junio, julio y agosto según el terreno”. Cuando empieza la cosecha, el acto de cosechar los melones del campo y ponerlos a la venta es casi inmediato, puesto que “son productos muy apreciados”.

“La producción de melones es fundamental en La Llosa” resalta el alcalde, Ximo Llopis. “Todos los lloseros y lloseras estamos muy orgullosos de la gran calidad de nuestros melones y, por eso, desde el Ayuntamiento siempre miramos de proteger las cosechas y a los agricultores”, asegura el edil haciendo referencia al aumento en la vigilancia que cada año impulsa el consistorio para evitar robos en los campos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *