La lluvia no impide la victoria de Jorge Martín en Motegi

La lluvia no impide la victoria de Jorge Martín en Motegi

La lluvia condicionó la actividad en Motegi y la carrera quedó reducida a poco más de la mitad de vueltas por la mala visibilidad en la pista.

 

El piloto español Jorge Martín, compitiendo para Ducati, logró una impresionante victoria en la carrera de MotoGP del Gran Premio de Japón este domingo. Esta carrera representó la decimotercera prueba del Mundial de motociclismo. A pesar de las difíciles condiciones climáticas con lluvia intensa, Martín superó al líder del campeonato, el italiano Francesco Bagnaia, también de Ducati. La brecha entre Martín y Bagnaia se ha reducido a tan solo tres puntos, con seis carreras por disputarse antes de la conclusión del campeonato.

La lluvia influyó significativamente en la actividad en Motegi, y la carrera se vio reducida a poco más de la mitad de las vueltas programadas, con un total de 13 de las 24 previstas debido a la mala visibilidad en la pista. La carrera fue finalizada anticipadamente con dos banderas rojas, y los puntos se otorgaron a los pilotos según su posición en la carrera antes de la suspensión.

Jorge Martín, originario de San Sebastián de los Reyes, consiguió su tercera victoria en una carrera larga este año, superando a un valiente Francesco Bagnaia, quien logró el segundo lugar. Marc Márquez, piloto de Repsol Honda, subió al podio por primera vez desde el Gran Premio de Australia en 2022.

Con su destacado desempeño durante el fin de semana, incluyendo su victoria en la carrera al sprint del sábado, Martín ha acumulado un total de 316 puntos en la temporada, quedando a solo tres puntos de Bagnaia. Esto marca un cambio significativo en el campeonato, ya que Bagnaia había mantenido una ventaja de 59 puntos hace solo unas semanas. La próxima parada será en Indonesia, donde ‘Martinator’ buscará arrebatar la primera posición en la clasificación general.

Relacionados  Victoria de Aleix Espargaró en Montmeló - MotoGP Cataluña

Las condiciones climáticas adversas en el circuito de Motegi obligaron a los comisarios a mostrar la primera bandera roja a mitad de la carrera. Antes de eso, en la salida con la pista seca, Martín logró mantener su posición de liderazgo obtenida el sábado, mientras los comisarios ya señalaban las banderas de lluvia.

Cuando comenzó la lluvia, los pilotos entraron a boxes para cambiar a motos configuradas para condiciones de lluvia, y todos estuvieron listos con esta configuración en la quinta vuelta. Martín, que había perdido algunas posiciones en el caos inicial, recuperó rápidamente la delantera en la sexta vuelta.

Detrás de él, Bagnaia y Aleix Espargaró comenzaron a ceder terreno ante el ritmo de Martín, y Marc Márquez aprovechó la oportunidad para alcanzar a Espargaró y asegurarse un lugar en el podio. Justo después de un pequeño susto de Márquez, la carrera se detuvo debido a las malas condiciones de la pista. Los pilotos esperaron en los garajes, pero las condiciones no mejoraron lo suficiente como para completar la prueba.