La Mesa de Negociación avala la plantilla presupuestaria de 2023 en Vila-real

La propuesta de plantilla incluye la creación de 13 nuevas plazas en diferentes departamentos.

 

La Mesa General de Negociación del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado la propuesta de plantilla presupuestaria para el 2023, permitiendo que las cuentas municipales avancen hacia su aprobación en el Pleno,

Después de la demora de las últimas semanas debido a una nueva resolución urbanística heredada de la etapa del PP.

Conforme manifiesta el alcalde de la ciudad, José Benlloch, quien además presidió la reunión del órgano de negociación, en la que estuvieron representadas las secciones sindicales de CCOO, UGT, CSIF y SPPLB, junto con el concejal de Hacienda, Xus Madrigal, y el edil de Recursos Humanos, Álvaro Escorihuela.

El encuentro, que se prolongó durante alrededor de dos horas, terminó con una propuesta de acuerdo entre el Ayuntamiento y los representantes sindicales tras la negociación de la plantilla presupuestaria del 2023. De esta manera, los presupuestos municipales, que suman poco más de 53.3 millones de euros, ya están en la recta final de tramitación, solo faltando el informe de la Intervención Municipal para poder ser debatidos y aprobados en el Pleno.

El alcalde, José Benlloch, ha agradecido «a los representantes sindicales del Ayuntamiento su disposición al diálogo y al acuerdo» y «a los trabajadores y trabajadoras del consistorio el esfuerzo que realizan diariamente para desarrollar sus funciones y garantizar los servicios municipales, a pesar de la escasez de personal debido a las dificultades para cubrir plazas en los últimos años, lo que nos ha dejado 84 plazas vacías en este momento, pero seguiremos trabajando para cubrirlas lo antes posible». Asevera el primer edil.

Benlloch ha destacado que «con la aprobación de la Mesa General de Negociación, y después de todas las complicaciones que han retrasado el presupuesto desde mediados de diciembre debido a la necesidad de recalcular las cifras para incluir el pago de medio millón de euros por el solar del Centro de Tecnificación Deportiva debido a la mala gestión del PP, finalmente podemos dar un paso adelante y entregar el presupuesto al interventor municipal para que realice el informe correspondiente y podamos llevarlo al Pleno».

Benlloch había informado que el presupuesto municipal se elevará a 53,3 millones de euros y la partida de personal alcanzará los 21 millones de euros, con un total de 493 puestos en plantilla y 28 en programas.

La propuesta de plantilla incluye la creación de 13 nuevas plazas en diferentes departamentos, como un oficial de Policía Local, una técnic/o de Informática, un psicólogo/a para el centro de día Lluís Alcanyís, un TAG y un técnico/a de gestión en asesoría jurídica para el control y seguimiento de subvenciones; un técnico/a de gestión en Atención y Trámites; y en el departamento de Servicios Sociales se crean dos plazas de asesores jurídicos, dos psicólogos/as, dos trabajadores sociales y una plaza de agente de igualdad.Además, se crea un programa de dos técnicos en el área de Recursos Humanos para impulsar el proceso de estabilización de plazas y cubrir las vacantes.

Benlloch recuerda,

Estamos en un momento crucial para la historia de nuestra ciudad, diseñando y trabajando para construir la nueva Vila-real del siglo XXI, solidaria, inclusiva, con oportunidades, sostenible e innovadora.

El alcalde destaca que en la última década «hemos superado la barrera de los 50,000 habitantes y hemos entrado en el club de las ciudades grandes, pero somos la más pequeña de las grandes tanto en la Comunidad Valenciana como en España, lo que genera muchas más exigencias que deben ser atendidas por la administración local a medida que cambian las necesidades.»

«Soy consciente de que para enfrentar los desafíos del futuro, necesitamos un Ayuntamiento adaptado a la ciudad de Vila-real, y eso es lo que hemos estado trabajando desde 2011”, dice el alcalde. Al mismo tiempo, reconoce que «no hemos podido o no hemos sabido avanzar más en algo esencial como es la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), lo cual es inexplicable ya que este Ayuntamiento nunca ha tenido».

«Pero han sido años muy difíciles, con tres crisis consecutivas, la financiera de 2008, la pandemia y ahora la guerra de Rusia contra Ucrania, además de la desastrosa situación dejada por el PP, que aún arrastramos», subraya. «Sin embargo, mi compromiso con los trabajadores municipales es firme para aprobar la primera Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la historia del Ayuntamiento de Vila-real. Hasta ahora, hemos avanzado en las dos primeras fases, y quedan dos más. Si la ciudadanía sigue confiando en mí como alcalde, y como jefe de Personal del Ayuntamiento, según la ley, finalmente la RPT será una realidad», concluye.