La nueva laguna artificial en el lecho del ‘Millars’ ya cubre una superficie de 1.200 metros cuadrados

Los trabajos para la creación de una nueva laguna artificial en la desembocadura del Riu Millars ya dejan observar de qué manera va a ser el nuevo espacio natural para aves acuáticas y migratorias.

 

Esta semana el presidente del Consorci del Paisatge Protegit de la Desembocadura del Riu Millars y primer edil de Vila-real, José Benlloch, ha visitado la laguna, acompañado de la primera edila de Borriana, Maria Josep Safont, el concejal de Medio Ambiente de esta localidad, Bruno Arnandis y el concejal de Medio Ambiente de Vila-real, José Ramón Ventura Chalmeta.

En el recorrido efectuado al lado de los técnicos, han comprobado de qué forma ya se aprecian las dimensiones de la laguna y de qué forma el agua ya cubre la superficie destinada, en un futuro, a aves acuáticas y migratorias. La inversión en el proyecto supera los cuarenta y cinco mil euros.

El espacio proseguirá con el ejemplo de las 3 lagunas ubicadas al lado de la depuradora de Almassora. Así se renaturalizará un ambiente para crear nuevas posibilidades de desarrollo de la avifauna en la desembocadura. Y es que el principal objetivo de la laguna es facilitar la nidificación de especies y eludir la presión humana en ambientes como Les Goles.

La nueva laguna, ubicada al lado del lecho del río, tiene una superficie de mil doscientos metros cuadrados. Va a tener una lámina de agua de entre cuarenta y cincuenta centímetros con bordes suaves, asemejándose a los hábitats de las lagunas naturales. Va a poder ser un hábitat para especies como los ánades azulones (Anas platyrhynchos), las fochas comunes (Fulica atra), los zampullines comunes (Tachybaptus ruficollis) y los calamones comunes (Porphyrio porphyrio).

Una vez se ha comprobado la impermeabilidad de la superficie acuática se procederá a la naturalización de su ambiente, con la flora propia de humedales y peculiaridades que la transformen en un hábitat conveniente para la vida y desarrollo de las aves acuáticas y migratorias. Además de esto la laguna se ha ejecutado de forma que puedan entrar y salir de ella otras especies de mamíferos como zorros, que a veces asisten a estos lugares.

La meta, conforme ha manifestado José Benlloch,

Es renaturalizar un espacio como es la desembocadura del Millars y habilitar un nuevo ecosistema que permita la nidificación y observación de aves reduciendo la presión humana sobre Les Goles en la desembocadura. Deseamos vivir en comunión con nuestra biodiversidad.

La laguna se sitúa en las cercanías del observatorio de aves de Carnissers, ubicado también en el término de Burriana.