La obra del Escorial

La Abadía de Westminster, las catedrales de Milán y Colonia, junto con la Alambra de Granada pasan por ser las obras que más se alargaron en el tiempo hasta su finalización aunque en España hay un dicho popular que afirma:”Eso es más largo que la obra del Escorial”. Suponemos que tendrá su fundamento a pesar de que la historia dice que el monasterio en honor a San Lorenzo fue construido  entre 1563 y 1584.

Otro monumento al parecer interminable es la Sagrada Familia de Barcelona que han presenciado sin terminar varias generaciones.

Pero hay otra obra que va camino de batir todos los récords, no es otra que el Corredor Mediterráneo. Puedo jurarles que he perdido la memoria de cuándo fue la primera vez que oí hablar del proyecto y de las veces que he escuchado prometer su ejecución.

Ayer nos dieron otra sesión de Corredor Mediterráneo aunque sigo teniendo la sensación de que cuando el proyecto se tome en serio ya no habrá mercancías que transportar y que cuando sea una realidad, sigo creyendo en los milagros, las mercancías ya no se transportaran ni por tierra.

Claro que vivir en la realidad virtual es algo a lo que nos estamos acostumbrando. Hoy mismo la Generalitat de Cataluña ha agradecido a la UME su ayuda en el incendio de Tarragona como la de “un país vecino”.

Lo malo es que aquellos que viven en “su” realidad virtual ven con muy malos ojos a aquellos que ya no nos creemos nada tras años de promesas.

Tengo un amigo que hace ya muchos años me decía que el mejor puesto de trabajo en España era el de Ministro de Fomento, “es el ministerio donde más proyectos se realizan y en el que menos se ejecutan”, afirmaba sin pudor.

Es curioso que te sigan queriendo vender el Corredor Mediterráneo mientras tenemos que cerrar la carretera de Miravet por ser un auténtico peligro público.

Tengan por seguro que la reparación de esta mencionada carretera también será de larga duración.

Deja un comentario