La obtención de terrenos del cuarto instituto en Vila-real se ralentiza por «alegaciones de particulares»

El concejal de Territorio, Emilio M. Obiol recuerda que el Ayuntamiento cuenta con una partida de seiscientos mil euros reservada en el presupuesto municipal para el pago de las expropiaciones del terreno.

 

El Consistorio de Vila-real conforme comunicado recogido por Castellón Diario expone que «cumple los pasos para el cambio de uso de zona verde a equipamiento deportivo mas las objeciones de personas afectadas retardan los avances».

«La tramitación de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que el Municipio de Vila-real impulsó con el fin de conseguir los terrenos para el cuarto instituto, siguiendo el procedimiento urbanístico que marca la legislación, se ha visto ralentizada por la presentación de alegaciones particulares que el Ayuntamiento tiene que estudiar y solucionar». Manifiestan desde el Consistorio.

«El Pleno municipal dio luz verde por unanimidad el pasado mes de marzo al comienzo de los trámites para el cambio de calificación de los terrenos, una superficie de quince mil metros cuadrados, ubicada entre las calles Atrevits, Notari Magín y Puig Campana, en la zona noroeste de la urbe.

Para poder destinar esta pastilla urbana a la construcción del nuevo centro educativo es preciso alterar la calificación de zona verde (sistema local) a equipamiento educativo (sistema general), un proceso en el que el departamento de Territorio ha trabajado a lo largo de los últimos meses y que ha contado con la preceptiva exposición a información pública». Conforme exponen desde el Ayuntamiento en el Comunicado.

«También, se han dado los pertinentes pasos administrativos para compensar la zona verde que ahora va a desaparecer del planeamiento urbanístico municipal, con una nueva zona verde en otro punto muy próximo, una pastilla de suelo lindante al cauce del Millars, donde en el futuro se desarrollará este espacio ajardinado». Han dicho.

Desde el Consistorio hemos sido escrupulosos en el cumplimiento de la normativa y la legalidad en este proceso, cumpliendo los pasos que contempla la
legislación urbanística para la modificación del Plan General de Ordenación Urbana.

Remarca el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, quien recuerda que el Ayuntamiento cuenta ya con una partida de seiscientos mil euros reservada en el presupuesto municipal para el pago de las expropiaciones del terreno. En ese proceso, a lo largo del periodo de exposición pública,

Las personas propietarias afectadas han ejercido su derecho de alegación al apreciar que el cambio de sistema local a equipamiento general podría suponer una pérdida de aprovechamiento urbanístico.

Explica, Obiol. El edil además, ha incidido,

La resolución de los y las particulares de objetar la modificación del PGOU ralentiza la tramitación, pues ahora es preciso estudiar estas alegaciones y proceder a su resolución. Sabemos que el cuarto instituto es una infraestructura precisa y demandada en Vila-real y este equipo de gobierno ha cumplido con su obligación de buscar el emplazamiento más conveniente y efectuar todas y cada una de las gestiones para conseguir el suelo, mas el cumplimiento riguroso de la legalidad, como no puede ser de otro modo, hace que no se pueda avanzar con la celeridad con la que nos gustaría.

Ha concluido el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol.