La Policía Local de Burriana interviene en un aparatoso accidente de trafico frente al cementerio

• Efectivos del cuerpo de policía municipal y de la Guardia Civil han asistido a las conductoras implicadas de los dos vehículos que han colisionado frontalmente, aunque no ha habido que destacar heridas de gravedad

Esta mañana sobre las 9h se ha producido un aparatoso accidente de tráfico en la avenida de Almassora en Burriana, frente al Cementerio Municipal, que ha obligado a intervenir a varias dotaciones de la Policía Local y a movilizar los servicios sanitarios de emergencia.

El siniestro lo comunicaba el 112 Emergències Comunitat Valenciana, que advertía del grave accidente con al menos una persona inconsciente, en el que dos vehículos habrían colisionado frontalmente en dicho vial.

Hasta el lugar, se han desplazado varios efectivos policiales que inmediatamente han desviado el tráfico y atendido a las personas accidentadas en el siniestro, que también han sido asistidas por efectivos de la Guardia Civil que se encontraban en el lugar.

Pese a los graves daños en los vehículos, el accidente se ha saldado con una conductora con heridas leves, que ha tenido que ser trasladada por los servicios sanitarios para su observación, resultando ileso el conductor de la otra unidad implicada, una furgoneta de pequeño formato que ha resultado con graves daños.

De las primeras diligencias realizadas por la Policía Local se desprende que la conductora de uno de los vehículos pudiera hallarse bajo los efectos de drogas tóxicas o estupefacientes, pues habría arrojado resultado positivo en consumo de cocaína y cannabis en las pruebas indiciarias, las cuales deberán ser confirmadas por un laboratorio homologado.

Según las primeras hipótesis, ésta habría invadido el carril destinado a la circulación del sentido contrario, sorprendiendo al otro conductor implicado, que no ha podido evitar la colisión. La Policía Local ha instruido atestado por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial a la conductora del vehículo, E. I. A. de 36 años. Al finalizar el atestado, se ha dado traslado al juzgado de guardia a los efectos de determinar responsabilidades sobre el accidente.

Según fuentes policiales, visto el modo en que se ha producido el accidente, éste podría haber sido mucho más grave y con peores consecuencias para los implicados, al tratarse de vehículos que circulaban en sentido opuesto.

Deja un comentario