La Policía Local de Castellón detiene a dos personas después de protagonizar un altercado en un local de ocio del distrito marítimo y agredir a uno de los agentes

Las dos personas arrestadas se negaron en numerosas ocasiones a respetar la distancia de seguridad y a ponerse la mascarillas a pesar de los requerimientos de los empleados y clientes del establecimiento.

Cuando llegaron los agentes, continuaron con su actitud hostil y agredieron a un policía cuando les obligaron a abandonar el local.

Agentes de la Policía Local de Castellón han detenido esta madrugada a un varón de 56 años de edad y a una mujer de 47 años por un presunto delito de desobediencia grave y atentado a Agente de la Autoridad después de protagonizar una fuerte discusión en una terraza de un local de restauración del Grao de Castellón por negarse a ponerse la mascarilla y respetar la distancia de seguridad y posteriormente, al ser recriminados por los agentes y obligarles a abandonar el establecimiento, agredir a uno de los policías que había acudido a la intervención.

 Los hechos se han producido sobre las once y media de la noche cuando el propietario de un local de ocio de la calle Canalejas solicitó al Centro Integral Municipal de Seguridad y Emergencias 092 presencia policial ya que en su establecimiento había dos personas que se negaban a ponerse la mascarilla, a respetar la distancia de seguridad y además estaban causando molestias al resto de clientes del establecimiento. Hasta el lugar se trasladó inmediatamente una patrulla de la Policía Local destinada al Grupo de Intervención de Proximidad, G.I.P., cuyos agentes, al llegar al citado local, observaron a un hombre y a una mujer muy alterados que se estaban enfrentando a los camareros y a varios clientes del establecimiento en medio de una fuerte discusión.

Tras mediar en la disputa y calmar los ánimos, los policías se entrevistaron con los responsables del restaurante, los cuales manifestaron a los agentes que las dos personas que estaban protagonizando el altercado habían sido recriminados en numerosas ocasiones por los trabajadores del establecimiento para que respetaran las distancia de seguridad y se pusieran la mascarilla. Éstos habían hecho caso omiso a las indicaciones de los camareros y habían seguido molestando al resto de la clientela del local.

Ante estos hechos los agentes invitaron a las dos personas que estaban causando molestias a abandonar la terraza del local. Los policías les indicaron además que tenían que ponerse la mascarilla en la vía pública e incluso le entregaron al varón una mascarilla nueva ya que la que él portaba estaba rota. Estas dos personas, en vez de deponer su actitud, se mostraron aún más agresivas hacia los agentes y al indicarles éstos en repetidas ocasiones que tenían que abandonar el establecimiento, tanto el hombre como la mujer se mostraron desafiantes y amenazaron gravemente a los agentes.

En un momento dado de la intervención, la mujer, al ser obligada a salir del local, arremetió contra uno de los agentes causándoles varios arañazos en el cuerpo del policía por lo que a la vista de la desobediencia grave que mostraban ambas personas y después de la agresión sobre el agente, el varón, M.B.S., de 56 años y la mujer, Y.P.G.B., de 47 años de edad, han sido detenidas por un presunto delito de atentado y resistencia grave a los agentes de la Autoridad.

Respecto a los clientes y trabajadores del establecimiento, todos ellos aseguraron a los agentes que no querían denunciar las amenazas recibidas de las dos personas arrestadas aunque indicaron que querían presentarse como testigos de todos los hechos en el momento que sean requeridos por la Autoridad Judicial.

Deja un comentario