La Policía Local de Castellón detiene a un hombre que intentó sustraer un ordenador portátil de un establecimiento de la calle Godofredo Buenosaires

Como ya ha sucedido en otras ocasiones, la colaboración ciudadana permitió la detención del presunto ladrón, el cual, fue sorprendido cuando intentaba salir de la tienda con el ordenador portátil escondido en una mochila.

Agentes de la Policía Local de Castellón detuvieron ayer a un varón de 26 años de edad al intentar éste sustraer con violencia e intimidación un ordenador portátil de un comercio ubicado en la calle Ceramista Godofredo Buenosaires. Al ser sorprendido por un trabajador del mismo, el presunto autor de los hechos intentó huir del establecimiento y para ello agredió al empleado y lo intimidó mediante amenazas graves. Gracias a la colaboración de un agente de la Policía Nacional fuera de servicio, el presunto autor de los hechos no pudo abandonar el comercio y fue arrestado al llegar los agentes de la Policía Local de Castellón.

Los hechos se produjeron sobre las 17:35 cuando el Centro Municipal Integral de Seguridad y Emergencias 092 recibió la llamada de un trabajador de un comercio de la calle Godofredo Buenosaires que requería con urgencia presencia policial ya que tenía retenido a un varón que había intentado sustraer un ordenador portátil y se encontraba muy violento.

Hasta el lugar se acercó inmediatamente una patrulla de la Policía Local de Castellón destinada al Grupo de Intervención de Proximidad, G.I.P., cuyos agentes, al llegar al citado establecimiento, encontraron a un varón que se encontraba muy alterado y era sujetado por varias personas para que no huyera. El encargado del establecimiento explicó a los agentes que la persona retenida, unos minutos antes, había intentado sustraer del interior del comercio un ordenador portátil que estaba colocado en una estantería y para llevárselo, había violentado el sistema de alarma y seguridad. Al ser sorprendido por uno de los trabajadores mientras se dirigía a la salida del establecimiento con el ordenador portátil presuntamente oculto en una mochila, el presunto autor de los hechos intentó huir de forma violenta, golpeando a dicho empleado y amenazándolo de muerte cuando éste lo retuvo. Este altercado llamó la atención de varias personas que se encontraban en la tienda, entre ellas un agente de la Policía Nacional fuera de servicio. Entre todos ellos lograron que el presunto autor del robo no abandonase el establecimiento a pesar de que el presunto autor de los hechos mostraba gran agresividad hacia las personas que lo sujetaban. A la vista de todos los hechos, los agentes procedieron a la detención de la persona retenida, C.L.M., de 26 años de edad por un presunto delito de robo con violencia e intimidación.

Deja un comentario