La Policía Local de Castellón supera las 7.000 actuaciones de proximidad en un año

Cumplimiento de las ordenanzas de animales de compañía y de vía pública, control de vehículos abandonados, informes de convivencia o absentismo escolar, entre las principales intervenciones

La Policía Local de Castellón realizó durante el pasado año 7.321 actuaciones de proximidad en los seis distritos de la ciudad. La mayoría de las intervenciones corresponden a campañas programadas como la vigilancia de las ordenanzas de animales de compañía y vía pública, las entradas y salidas de colegios, el control de los vehículos abandonados o la confección de informes de convivencia. La alcaldesa, Amparo Marco, ha agradecido “la dedicación y la profesionalidad de la plantilla policial, que trabaja para que el resto de la sociedad podamos vivir con tranquilidad y bienestar”.

La Policía de Proximidad integra unidades especializadas en la protección del medio ambiente (UPROMA), en la gestión de la diversidad cultural (GESDIPOL), la mediación policial o la vigilancia urbanística (UPU). También se encuentra la unidad antibullying, que se encarga de dar charlas a alumnos de primaria sobre el acoso escolar y que es un enlace entre la Policía Local de Castellón y los centros escolares para el tratamiento de este problema social.

 A través de los agentes destinados en cada uno de los seis distritos de Castellón, Proximidad desarrolla de forma permanente tareas de prevención y vigilancia en cada uno de los barrios y calles de la ciudad, colaborando en el día a día de los vecinos y mejorando la calidad de vida de la comunidad. Del mismo modo, la Policía atiende a las necesidades de determinados grupos de especial interés como personas mayores (a través por ejemplo de charlas sobre cómo mejorar su seguridad) o la comunidad educativa (con reuniones periódicas con los directores de los colegios e institutos para conocer sus necesidades).

En relación al control de los animales de compañía y  potencialmente peligrosos, se impulsa una campaña anual de vigilancia sobre la tenencia de animales que se ha centrado en aquellas zonas donde los agentes han recibido quejas vecinales por comportamientos incívicos por parte de los propietarios. A raíz de estos dispositivos, los agentes han controlado 237 animales de compañía y 94 perros de raza potencialmente peligrosa y han redactado 454 denuncias por infracciones a la ordenanza municipal además de 11 actas por mordeduras o identificación de los propietarios de los animales. La gran mayoría de boletines de denuncia se han confeccionado por no recoger excrementos, por llevar sueltos a los animales o por carecer de la documentación obligatoria.

Otra de las campañas realizadas ha sido la vigilancia y control de la Ordenanza municipal de ocupación de vía pública que ha permitido supervisar los espacios ocupados por las terrazas de locales hosteleros. Durante 2018 se realizaron 489 inspecciones a locales y establecimientos públicos y 107 a comercios que tenía ocupación de vía pública mediante terrazas o veladores. En total se detectaron 80 incidencias respecto a locales públicos que fueron comunicadas al Negociado de Vía Pública y 65 infracciones a la ordenanza por parte de los establecimientos con ocupación de vía pública.

La vigilancia y seguimiento del absentismo escolar y el acoso escolar ha sido otra de las tareas desarrolladas. Los agentes de proximidad han estado vigilando durante todo el año escolar las inmediaciones de los colegios e institutos en las horas de entrada, salida y recreo observando 13 casos de absentismo escolar mientras que la unidad antibulling de la Policía Local de Castellón ha detectado 19 casos de acoso escolar durante las visitas y contactos con los centros educativos que se han derivado a la Conselleria de Educación para su seguimiento. Además, se han realizado 2.269 servicios de vigilancias en las entradas y salidas de colegios y 145 acompañamientos a escolares a diferentes actos o actividades por la ciudad.

Otra de las campañas ha sido el control de los vehículos abandonados en la vía pública, cuya presencia motivó 245 quejas en 2018. Cuando los agentes detectan un vehículo presumiblemente abandonado en la vía pública inician un expediente según un protocolo policial muy sencillo y con unos plazos establecidos legalmente. Así durante 2018, la Policía de Proximidad detectó 299 vehículos abandonados en la vía pública, de los que 270 se hicieron cargo sus propietarios a requerimiento de los agentes mediante las notificaciones correspondientes y en 15 casos, se procedió a denunciar el vehículo y retirarlo de la vía pública por la grúa municipal.

En cuanto a las quejes por la ejecución de obras sin licencia, los agentes de Proximidad sumaron 48 inspecciones durante las que detectaron 29 infracciones a las ordenanzas municipales. Por último, en su objetivo por dar una atención específica a diferentes colectivos de la ciudad de Castellón, la Policía Local de Castellón ha mantenido durante 2018 cerca de medio centenar de entrevistas y contactos con el tejido social de Castellón en el que se agrupan multitud de asociaciones de vecinos, entidades públicas y privadas, colegios e institutos, y centros de tercera edad. De estas entrevistas y contactos, los agentes extraen sugerencias de los colectivos atendidos y posteriormente se planifican las acciones a tomar para dar respuesta a estas solicitudes.

Deja un comentario