La Policía Local detiene a un varón por usurpación de funciones al hacerse pasar por agente de policía

Una patrulla destinada al Grupo de Intervención de Proximidad, G.I.P., realizó un registro de las pertenencias de la persona arrestada y encontró unos grilletes, una emisora portátil y una placa de policía falsa.

Agentes de la Policía Local de Castellón han detenido a un varón de 22 años de edad por un presunto delito de usurpación de funciones públicas al hacerse pasar por un agente de la Policía Nacional que quería realizar una inspección a un local de restauración ubicado en la calle Prim. Los hechos se produjeron en la noche del lunes, sobre las 22:30, cuando el responsable de un establecimiento llamó al Centro Integral Municipal de Seguridad y Emergencias 092 para informar que en su local se encontraba un varón que se había identificado como Policía Nacional con el objetivo de efectuar una inspección a la cocina del establecimiento. El responsable del negocio había visto que el comportamiento de esa persona no era el correcto para un policía ya que al negarle en un principio el acceso a la cocina, el supuesto agente de la Autoridad se había puesto a chillar en medio del restaurante que la comida que consumían los clientes estaba en mal estado. A raíz de este comportamiento, el encargado del establecimiento aseguró al CIMSE 092 que la persona podría estar simulando ser un agente de policía.

 Con toda esta información, el Centro Integral de Seguridad y Emergencias comisionó a una patrulla del Grupo de Intervención de Proximidad, G.I.P., para que se dirigiese al lugar de los hechos y comprobase la acreditación del supuesto agente. Los agentes de la Policía Local, al llegar al restaurante, localizaron al propietario del establecimiento y al joven que se había identificado como agente de Policía Nacional. Éste se encontraba un poco nervioso y manifestó a los agentes de la Policía Local que era miembro del Cuerpo Nacional de Policía, que estaba fuera de servicio y que tenía sospechas que los alimentos que se estaban sirviendo en el restaurante estaban en mal estado. Por ese motivo, había solicitado a un camarero hacer una inspección a la cocina para poder comprobar la calidad de la comida. Los agentes de la Policía Local le solicitaron entonces que mostrase su acreditación policial a lo cual éste se puso aún más nervioso y aunque mostró en un primer momento una placa policial, finalmente se retractó y confesó que no había conseguido aprobar las oposiciones policiales para agente y había comprado la acreditación por internet.

A la vista de estos hechos y teniendo en cuenta la manifestación, tanto del responsable del establecimiento como de varios testigos que habían presenciado la intervención, los agentes procedieron a la detención de S.C.R., de 22 años de edad por un presunto delito de usurpación de funciones públicas. Cabe destacar que en el momento del registro de sus pertenencias, los agentes localizaron unos grilletes y una emisora de radiofrecuencia que minutos antes la persona arrestada había mostrado al responsable del restaurante para reforzar la idea de que era agente de Policía.

Deja un comentario