La Policía Nacional de Patraix-Valencia salva a un hombre de desangrarse

Agentes de la Policía Nacional han salvado la vida a un hombre de veintiocho años que se desangraba tras cortarse al caer accidentalmente sobre una mesa de cristal.

 

El suceso ha ocurrido en una vivienda del distrito valenciano de Patraix, conforme ha informado la Jefatura Superior de Policía en un comunicado.

Los hechos acaecieron sobre las veintitrés y cuarenta y cinco horas cuando los agentes que efectuaban tareas de prevención fueron alertados por la Sala del 091 a fin de que se dirigieran a un domicilio del distrito valenciano de Patraix, donde un hombre solicitaba socorro ya que, según parece, un familiar se había cortado en el antebrazo y sangraba en abundancia.

En apenas 3 minutos, los agentes se personaron en el lugar, donde observaron la puerta del domicilio abierta y a muchas personas en un «gran estado de nerviosismo«, que les solicitaban que entrasen al salón.

Una vez en el interior, los agentes hallaron a la víctima «inconsciente«, «fría» y «sangrando abundantemente» por una herida ubicada en el antebrazo a la altura de la cara interna del codo. Los policías observaron gran cantidad de sangre tanto en el suelo como en el mobiliario, por lo que de manera inmediata y frente a la gravedad de la situación, no vacilaron en practicar técnicas de primeros auxilios.

Uno de los agentes taponó la herida mientras que el otro le practicó un torniquete de emergencia, con lo que se logró recortar la hemorragia hasta la llegada de los servicios sanitarios. Trascurridos algunos minutos, el hombre recuperó ligeramente el conocimiento, por lo que los policías, a la vista de que el tiempo apremiaba, ya que había perdido gran cantidad de sangre, decidieron bajar al hombre al portal ayudándose de una silla para facilitar su traslado al hospital por parte del indicativo sanitario.

Una vez resuelta la urgencia sanitaria, los agentes descubrieron que, según parece, la víctima al levantarse del sofá, habría perdido el equilibrio, se cayó sobre una mesa de cristal y se generó un corte profundo en el antebrazo.

Gracias a la rápida intervención policial, el hombre salvó la vida. Hoy en día se halla ingresado y fuera de riesgo en un hospital de València.