La Policía Nacional desmantela una nueva “casa verde” en Castellón deteniendo a su responsable

 Estas casas son empleadas para el cultivo de marihuana, separadas del núcleo urbano y en ocasiones ocupadas de forma ilegal, intentan evitar llamar la atención de los vecinos
  • Fue localizada en la conocida como Partida Bovalar, en un punto aislado al final de un camino

 

  • Algunas de las plantas del cultivo exterior superaban los 3 metros de altura

 

 

 Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 38 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras desmantelar una plantación de marihuana, ubicada en la Partida Bovalar, de la ciudad de Castellón. El cultivo, desarrollado en lo que se conoce en el argot policial como una “casa verde”, concretamente  una vivienda unifamiliar ocupada y con toma de luz de forma ilegal, poca vecindad alrededor, estaba compuesta por dos cultivos de marihuana, uno exterior con 160 plantas de grandes dimensiones y otro cultivo “indoor” localizado en un anexo a la vivienda en el que se intervienen 271 plantas.

La investigación policial tuvo su origen en los controles que desarrolla la Policía Nacional en las zonas rurales, para detectar posibles cultivos de marihuana en la demarcación policial. Tras detectar la vivienda, se recabaron los indicios para comprobar la existencia del cultivo y localizar a su responsable. Finalmente, los investigadores detuvieron a un hombre de 38 años de edad, vecino del lugar, como presunto autor de un delito contra la salud pública y se incautaron 431 plantas de marihuana, así como diversos efectos necesarios para el cultivo interior de las plantas, tales como lámparas con reflector, bombillas de sodio, balastros,  ventiladores, aires acondicionados…

El cultivo exterior se encontraba localizado en la parte trasera de la vivienda, procurando así que no fuera visible desde el camino, y parcialmente oculto por toldos, pese a ello, los arbustos, que superaban los tres metros de altura, sobresalían hacia la fachada de la casa. Sus cuidadores mimaban los detalles, sujetando las plantas a cañas y a voladizos de madera con cuerdas, para que pese a su excesivo peso, ya que superaban los tres metros de altura, se mantuvieran rectas y se desarrollasen correctamente, tratándolos con todo lo necesario para asegurarse la cosecha.

El laboratorio interior encontrado, garantizaba la obtención de varias cosechas al año, aproximadamente, una cada 3 meses, lo cual, junto al elevado número de plantas que se intervinieron en el lugar, supone la obtención de muchos kilogramos de droga al año. De hecho, con esta intervención, se ha evitado la entrada en el mercado ilícito de venta de sustancia estupefaciente de más de 100 kilos de droga, provenientes del cultivo exterior así como de las diversas cosechas que se hubieran efectuado al año en el laboratorio “indoor” de extracción de cogollos de marihuana.

El detenido, cuenta con numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio. La investigación policial continua, sin descartarse nuevas detenciones.

Deja un comentario