La policía reduce de un tiro a un hombre que amenazaba con un hacha tras abusar de una menor en Elda

Los agentes procuraron calmarlo y trataron de que depusiese su actitud. Ante su negativa y el peligro que suponía para los propios policías y la seguridad ciudadana los policías emplearon su arma para defenderse.

 

La Policía Nacional ha detenido a un hombre al que debieron reducir con un disparo en un pie una vez que presuntamente abusase de una menor de diecisiete años en la vía pública, en la localidad de Elda (Alicante), y entrase a continuación a un bazar donde esgrimió un hacha con la que conminó tanto a quienes estaban en el interior como a los propios agentes cuando accedieron al local.

Conforme han informado fuentes de la policía, primeramente, el hombre aparentemente efectuó tocamientos sin consentimiento a una menor de diecisiete años en la vía pública y a continuación amenazó con un hacha en un bazar de Elda. Los hechos se generaron cerca de las veintiuna horas de este lunes, hora en la que la Sala 091 de la Policía Nacional recibió múltiples llamadas notificando de que estaban abusando de una adolescente en la vía pública.

Cuando los agentes se trasladaron al sitio de los hechos, la menor se hallaba acompañada de su abuela y les manifestó,

Que un varón le había tocado los glúteos, la había agarrado con fuerza y tocado los pechos sobre la ropa.

Los testigos presenciales reprocharon esta actitud y notificaron a la Policía que el hombre acababa de entrar en un bazar y que se hallaba aparentemente conminando con un arma en el interior. Al acceder al local, los agentes fueron «sorprendidos» por esta persona, que llevaba un hacha de «grandes dimensiones» y mostraba una actitud «desafiante», con el arma blanca levantada.

Los agentes procuraron calmarlo y trataron de que depusiese su actitud. Ante su negativa y el peligro que suponía para los propios policías y la seguridad ciudadana, los policías emplearon su arma para defenderse y efectuaron un primer disparo al suelo, del que el supuesto autor de los hechos no hizo caso.

SEGUNDO DISPARO

Frente a la actitud del supuesto atacante y para eludir que hiriera con el hacha a uno de los efectivos, debieron efectuar un segundo disparo a partes no vitales y del que resultó herido en un pie, conforme han precisado exactamente las mismas fuentes.

Los agentes pudieron por último desarmarlo y reducirlo para ser asistido por ellos mismos ya que proseguía en una actitud «incontrolable», hasta la llegada de los servicios médicos.

El detenido, de cuarenta y cinco años y con antecedentes, fue trasladado al Hospital General de Elda donde se negó a ser atendido, por lo que debió ser trasladado a un segundo hospital, donde quedó protegido por la Policía hasta el momento en que pase a disposición judicial.