La primera edición de Escala en Castellón tuvo un retorno económico de más de 2 millones de €

La alcaldesa, Amparo Marco, analiza en Sète el impacto económico de los eventos náuticos

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha participado hoy en una mesa redonda junto a los responsables de los principales eventos marítimos de Europa, donde se han analizado los impactos económicos y el retorno que representa para los municipios anfitriones. Según los datos del sector, que asigna una media de 25 euros de gasto a cada visitante, permiten concluir que en el primer año de Escala en Castellón el retorno económico rondó los dos millones de euros.

En este sentido, Thedo Fruithof, del European Maritime Heritage y que lleva 60 años dedicados al estudio de las tradiciones marineras y su puesta en valor, cuantifica en 500 los eventos que se celebran a lo largo de toda Europa cada año, que atraen a 20 millones de visitantes, con un retorno que supera los 500 millones de euros. Además, estos eventos mueven a unas 10.000 embarcaciones con un gasto de otros 250 millones de euros para el sector.

La propia alcaldesa ha explicado, durante su intervención, que estos eventos, “como Escala en Castellón, no deben buscar la rentabilidad económica ni la ganancia económica en la propia organización, sino en el retorno que supone la economía local”.

La alcaldesa, que recibió la felicitación del resto de representantes de eventos similares, por haber logrado el patrocinio de la Unesco con tan solo un año de existencia de Escala en Castellón, destacó que “estamos ante un evento que parte del apoyo incondicional de instituciones como Turismo Comunidad Valenciana, PortCastelló, entidades como el Club Náutico de Castellón, asociaciones culturales, la Cofradía de Pescadores y hasta incluso de empresas que este año ya han empezado a participar”. Sin embargo, recordó, “Escala en Castellón pudo ser realidad en apenas unos meses por la entrega y capacidad de trabajo de innumerables colectivos de Castellón que se dejaron la piel sin esperar nada a cambio para ponerlo en marcha y por el apoyo incondicional de Escale a Sète y de su máximo responsable, Wolfgang Idiri”.

El propio responsable de la Comisión Nacional francesa de Cooperación con la Unesco, Jerome Fromageau, ha destacado el hecho de que Castellón y Sète estén trabajando conjuntamente para impulsar eventos en los que la puesta en valor del patrimonio marítimo y de las tradiciones marineras son el principal objetivo. De hecho, según reconoció el propio Fromageau, es la primera vez que las comisiones nacionales de Unesco conceden esta distinción a eventos marítimos. Se trata de una distinción para patrimonio inmaterial, que no deja de blindar la continuidad de Escala en Castellón siempre bajo unas premisas de apoyo a las tradiciones marineras.

Hay que poner el énfasis el esfuerzo por promover las buenas prácticas. La transmisión del conocimiento es otro de los factores que más han influido a la hora de conceder esta distinción por la Comisión Nacional a Escala en Castellón, según ha apuntado Fromageau.

Por otra parte, Marco ha aprovechado su intervención para destacar los atractivos más importantes de Castellón y para animarles a que vengan a conocer Escala en Castellón, ya que este año, no se celebra Escale à Sète. De hecho, en Francia, el evento marinero se celebra con carácter bienal, con lo que su próxima edición será en 2020.

Cabe recordar que el evento surge de la colaboración entre el Ayuntamiento de Castellón y la organización de Escale à Sète donde esta feria marinera viene celebrándose desde el año 2010 (al tener carácter bienal, en 2020 tendrá lugar su sexta edición). Por este motivo, Marco ha destacado a gran oportunidad que supone para Castellón poder acoger los años en los que no se celebra Escala en Sète a los visitantes franceses, quienes pueden encontrar, a apenas cinco horas de autopista, un evento de similares caraterísticas, enclavado en pleno mediterráneo español y disfrutar de nuestra gastronomía, nuestra música y nuestras fiestas.

Deja un comentario