La Rusia sinfónica en Castellón

La Simfónica de Castellón interpretará sinfonías de Borodin y Kalínikov bajo la dirección de Bram Sniekers

El próximo domingo 21 de marzo la Orquesta Simfónica de Castellón ofrece un concierto bajo la batuta de Bram Sniekers. La cita tendrá lugar en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón a las 19:30.

En la primera parte la Simfònica interpretará la Sinfonía núm. 2 en si menor de Alexander Borodin, compositor ruso que formaba parte del grupo de “Los Cinco” (Могучая кучка) establecido entre 1856-1870 en San Petersburgo junto a Mili Balákirev, César Cuí, Modest Músorgski y Nikolái Rimski-Kórsakov con el objetivo de reivindicar un estilo musical propiamente ruso, con evocaciones de la música tradicional y popular rusa, que no imitase los cánones de la música europea del momento. Borodin ejerció como médico y químico, pero en sus horas libres se dedicó de lleno a la composición y práctica musical. Comenzó a escribir su segunda sinfonía hacia 1869 pero no la terminó hasta 1873, años en los que también estuvo escribiendo la partitura para su Príncipe Ígor.

Cuando en el otoño de 1876, la Sociedad Musical Rusa mostró interés por interpretar la nueva sinfonía, Borodin descubrió que había perdido la partitura orquestal de sus últimos movimientos —y también su primera Sínfonía completa—, por lo que los reorquestó de nuevo para el estreno que finalmente fue en marzo de 1877.

Rimsky-Korsakov escribió en sus memorias que el sonido de esta sinfonía había surgido de la influencia de las conversaciones del grupo sobre orquestación, pero que en el resultado se evidenciaba una desmesurada pesadez del viento-metal, por lo que años después Borodin realizó unas últimas enmiendas. Con todo, la obra responde al retrato de la antigua Rusia que tenía el compositor en mente: una reunión de guerreros o príncipes rusos se evoca en el primer movimiento, Allegro Moderato; en el tercero, Andante, se evoca un bayan o bardo mítico eslavo; y en el cuarto, Allegro, una jubiloso banquete celebrado por héroes con el sonido del gusli.

En la segunda parte del concierto la Sinfònica dará vida a la más famosa partitura escrita por el también compositor ruso Vasili Kalínnikov (1866-1900), su Sinfonía núm. 1 en sol menor. Comenzó a escribir su primera sinfonía en marzo de 1894 y terminó exactamente un año después, en marzo de 1895: no solo escribió la partitura, sino que también la reescribió en varias copias con ayuda de su esposa. Durante estos meses, el compositor se enteró de la incurabilidad de su enfermedad, la tuberculosis, que, unos años más tarde, lo llevó a la tumba. Sin embargo, su condición no afectó en absoluto el carácter de su música, compuesta con talento y con una gran sinceridad en la obertura y una rica expresión de sentimientos líricos. Sin embargo, Rimsky-Korsakov opinaba antes de su estreno: «Tiene talento, pero no sabe nada y escribe sucio de manera armoniosa y contrapuntística». Sin embargo, obtuvo un éxito absoluto cuando se estrenó dicha sinfonía en 1896 en Kiev y fue muy aplaudida porque condensaba la esencia y el vigor de la vida y naturaleza rusa hasta tal punto que se dice que inspiró más tarde la composición del Himno de Rusia.

Las entradas del concierto se pueden adquirir en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellóno en instanticket.es.

Bram Sniekers, director

Bram Sniekers empezó sus estudios musicales a Thorn (Holanda), donde creció, y posteriormente estudió trompeta con Theo Wolters y dirección de orquesta con Enrico Delamboye, Jan Stulen y Jan Cober en el Conservatorio Superior de Maastricht.
Fue ganador del segundo premio del concurso de la Federación Nacional de Jóvenes Talentos Musicales en Holanda y en 2007 fue finalista en el Curso Internacional de Dirección de Orquesta a Hilversum (Holanda), dirigiendo la Orquesta Sinfónica Metropole Orkest de la Radio Holandesa.

Desde su traslado en España en julio de 2007 hasta octubre de 2014 fue director titular de la banda sinfónica Banda de Lalín, con la cual grabó cinco trabajos discográficos colaborando con editoriales internacionales como World Wind Music, Baton Music y Amstel Music.
Parte de su amplia experiencia incluye invitaciones a dirigir la Orquesta Sinfónica de Venezuela, Real Filarmónica de Galicia, Orquesta Filarmónica Medellín, Orquesta Sinfónica EAFIT Medellín, Grande Canaria Wind Orchestra y el Coro de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, la Metropole Orquesta de la Radio Holandesa, Orquesta Sinfónica UNAB Bucaramanga de Colombia, la Aulos Wind Band de Suiza, la Banda Municipal de la Coruña y la Banda Municipal de Vitoria-Gasteiz entre otras.

Bram Sniekers ha tenido una carrera como trompetista, como trompeta solista de la KMK (Royal Military Band of The Netherlands) y por sus colaboraciones con orquestas sinfónicas como la Orquesta Real del Concertgebouw, Orquesta Filarmónica de Róterdam, Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Orquesta de Cadaqués, Orquesta Ciudad de Granada y la Real Filarmónica de Galicia, entre otras.

Actualmente es director titular de la Banda Sinfónica La Artistíca Manisense.

Sobre la OSC…

La Orquesta Simfónica de Castellón es una formación compuesta por músicos profesionales afincados en la Comunidad Valenciana cuyo objetivo principal es difundir especialmente la música sinfónica de concierto. Desde los inicios, la OSC ha favorecido la dinamización y el desarrollo profesional de músicos castellonenses y valencianos. La variedad de géneros ha sido una constante en su programación junto al estreno de obras de compositores contemporáneos. Ha sido dirigida por diversos directores entre los que citamos a Gonçal Comellas, Michael Thomas o Enrique García Asensio, y el director principal invitado actual es Henrie Adams. Por otra parte, han participado en conciertos de la OSC solistas de reconocido prestigio como Elena Gragera, José A. López, Rafael Aguirre, Carles Marín o Albert Guinovart. La OSC ha ofrecido conciertos en las distintas provincias y poblaciones de la Comunidad Valenciana y otras ciudades españolas. Cabe destacar la progresión que la OSC ha experimentado en estos últimos años y la consolidación de sus actuaciones en la programación del Auditori0 castellonense, habiendo contado, especialmente, con el apoyo de la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Castellón y CulturArts/Institut Valencià de Cultura.

Deja un comentario