La Sinfónica de Castellón despide el 2020 con el Requiem de Mozart

Este año la OSC cierra su programación junto al Orfeón Valenciano y cuatro prestigiosas voces solistas que interpretarán obras de Verdi, Beethoven y Mozart

El próximo miércoles 30 a las 19:30 la Orquesta Sinfónica de Castellón ofrece un concierto junto al Orfeón Valenciano y las voces de los solistas Belén Roig, Marina Rodríguez Cusí, Juan A. Sanabria y Josep Miquel Ramón. La cita tendrá lugar en el Auditorio y Palacio de Congresos de Castellón bajo la dirección de Henrie Adams.

El último concierto del año en el auditorio de la capital de La Plana invita a reflexionar a través de la capacidad de evocación inherente a la música sobre la trascendencia de lo acontecido en 2020, un año que recordaremos por ser aquel en que la pandemia por Covid cambió las vidas de muchos y arrebató las de tantos. Por ello, la primera pieza a interpretar será la obertura operística de La forza del destino de Mozart, que desde sus primeros acordes protagonizados por el viento-metal nos recuerda con dramatismo y grandiosidad la llamada del inevitable destino. La partitura de Verdi encadena lúcidos temas circulares que se intercalan con el tema del destino condensando así la esencia de la ópera homónima en cuatro actos que fue estrenada el 10 de noviembre de 1862 en el Teatro Bolshói Kámenny de San Petersburgo.

A continuación, las cuatro voces cantantes solistas y el Orfeón Valenciano —dirigido desde 1986 por Josep Lluís Valldecabres— se añadirán a la orquesta para interpretar el Benedictus de la Missa Solemnis, op. 123, de Beethoven. La Missa fue compuesta entre 1819-1823 y solamente fue estrenada parcialmente el 7 de mayo de 1824 en el mismo concierto en que se estrenó la 9ª Sinfonía. Sin embargo, no fue hasta 1830 cuando se estrenó la partitura completa con todas sus secciones litúrgicas, entre ellas el Benedictus, una pieza de gran belleza y expresividad en la que la emotividad de las cuatro voces solistas y el violín solista —Víctor Martínez— se alternan con la grandeza del coro y las orquesta logrando un gran dramatismo musical.

En la segunda parte la orquesta, el coro y los solistas interpretarán el Requiem de Mozart, considerado por muchos su obra sinfónica cumbre a pesar de no ser su único autor. La escritura de un requiem surgió de un encargo anónimo al compositor por parte del conde Walsegg-Stuppach; no obstante, Mozart falleció antes de completar la escritura de todas sus secciones y tuvo que ser terminada por su discípulo Franz Xaver Süßmayr. A excepción del Introitus y del Kyrie, que son originales del famoso compositor vienés, las demás partes se basan en anotaciones para su orquestación. Se estrenó en Viena el año 1793 en un concierto benéfico a favor de la viuda del compositor y fue entonces cuando se anunció como obra de Mozart, que durante su escritura había llegado a obsesionarse con el proyecto hasta considerarlo su propia misa de difuntos.

Este concierto con obras de tres grandísimos compositores y con una gran presencia de voces sobre el escenario nos recuerda la esencia de aquello que nos hace iguales, nuestra propia humanidad finita y limitada, pero trascendente, y nuestra capacidad para crear belleza infinita juntos. Que el 2021 sea un gran año para todos.

 

PROGRAMA:

Obertura de La forza del destino de G. Verdi

Benedictus de la Missa Solemnis de L. von Beethoven

Requiem de W. A. Mozart

INTÉRPRETES:

Soprano: Belén Roig 

Mezzosoprano: Marina Rodríguez Cusí 

Tenor: Juan A. Sanabria

Baríton/baix: Josep Miquel Ramón

Violí solista: Víctor Martínez

Cor: Orfeó Valencià (dir.: J. Lluís Valldecabres)

Orquesta: Orquestra Simfònica de Castelló

Director: Henrie Adams

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *