La Teoría de Darwin se confirma tras el hallazgo en las obras de Lledó

Científicos y arqueólogos de las principales universidades de EEUU, China, Europa y otras localizaciones, se dirigen en estos momentos hacia la capital de la Plana.

 

La aparición de unos restos óseos en las obras de la Avinguda de Lledó de Castellón, han revolucionado el panorama internacional. Fuentes cercanas al  descubrimiento han informado a Castellón Diario que, se calcula la datación estimada en 6,7 millones de años, por lo que correspondería al homínido más antiguo encontrado hasta el momento.

Desde el siglo XIX, cuando se comenzó a entender que el ser humano (Homo Sapiens) era una especie más de las surgidas debido al proceso evolutivo, se ha buscado de manera insistente y continua, hasta el día de hoy, el “eslabón perdido” que enlaza la cadena evolutiva de nuestra especie.

Han sido varios investigadores los que en estos dos últimos siglos creían haber hallado ese “eslabón”. El descubrimiento de Eugène Dubois del denominado Hombre de Java, el hoy conocido como la famosa “Lucy” (Homo Habilis) o el conocido y semejante caso al de la Plana, el Hombre de Piltdown.

El descubrimiento más reciente fue en 2010, de manos de Lee Berger, el caso de un homínido africano denominado Australopithecus Sediba, el cual en diciembre de 2018 fue calificado por la revista PaleoAnthropology como el “eslabón perdido”.

Cientos de personas curiosas se han acercado al lugar de las obras de Lledó, tras conocerse la noticia en la tarde de ayer, con el afán de poder visualizar los restos óseos aparecidos, recibir más información al respecto y ser parte de este momento histórico.

Desde las principales instituciones locales y provinciales, se pide prudencia para no colapsar la zona, ya que las propias obras sumadas a esta avalancha de público, dificultan el tráfico en el entorno.

El hallazgo ha obligado a paralizar las obras de manera indefinida.

Los investigadores finalmente han descubierto el misterio.