La UJI cierra para ahorrar energía

Este cierre de las instalaciones en ciertos periodos, deja realizar ahorros directos en el consumo energético.

 

La Universitat Jaume I (UJI) va a cerrar las edificaciones del campus del Riu Sec del seis al veintiocho de agosto, una medida que se enmarca en la política de austeridad que empezó hace una década. El acceso va a estar habilitado solamente por la entrada noreste, donde esta la caseta de vigilancia y seguridad.

Este cierre de las instalaciones en ciertos periodos, una medida que se puso en práctica en dos mil doce, deja realizar ahorros directos en el consumo energético. Se calcula que el ahorro económico en el mes de agosto podría superar los doscientos mil euros, dado la subida del costo de la energía en los últimos meses, destaca la corporación académica.

Además de esto, el servicio de Deportes de la UJI continuará cerrado hasta el 1 de septiembre y la biblioteca hasta el veintiocho de agosto. Desde septiembre, el horario va a ser el normal de ocho a veintidós horas de lunes a viernes y sábados de nueve a catorce horas.

El servicio Infocampus va a estar cerrado del seis al veintiocho de agosto y va a abrir el veintinueve de agosto en horario por la mañana de nueve a catorce horas. El registro de la UJI va a cerrar y volverá a abrir el veintinueve de agosto con horario de nueve a catorce horas, mientras que el servicio de Administración de la Docencia y Estudiantes echa el cierre todo agosto.