LA UNIÓ de Llauradors denuncia los descensos de la cosecha y la preocupación por el Sharka

Se ha detectado la enfermedad de la sharka en unos melocotoneros de Carrícola (Vall de Albaida), cuando hasta el momento solo se había visto en albaricoqueros.

 

LA UNIÓ de Llauradors demanda que la fruta de verano puede ser testimonial con los continuos descensos de cosecha de las últimas campañas y la carencia de rentabilidad. El cómputo de la campaña de la fruta ofrece un comportamiento bastante negativo para los productores. LA UNIÓ de Llauradors demanda que el ámbito de la fruta de verano en la Comunitat Valenciana puede llegar a ser testimonial e intrascendente tras conocerse los últimos datos sobre la producción de esta campaña facilitados por el Ministerio de Agricultura.

La meteorología desfavorable en primavera con lluvias persistentes y bajas temperaturas, como un invierno frío, ha provocado un esencial descenso de la cosecha.

La producción valenciana de albaricoque, melocotón, ciruela y cereza en esta campaña ha sido un sesenta y cinco por ciento de la media de las últimas campañas y un sesenta y seis por ciento más baja que la de dos mil veintiuno, con cerca de 25.000 toneladas de estos productos, donde no se incluye la nectarina.

En melocotón la reducción de la producción valenciana ha sido preocupante con una pérdida de alrededor del cincuenta por ciento de la producción con respecto a la media de los últimos 5 años. En ciruela las pérdidas de producción con respecto a la media de las últimas 5 campañas han sido del sesenta y siete por ciento. En albaricoque solamente ha habido un veinticinco por ciento de la producción media de las últimas 5 campañas. En cerezas ha habido en el mejor caso una reducción del cincuenta y nueve por ciento con respecto a la media de las 5 campañas precedentes y en casos específicos hasta el cien por ciento.

A este descenso productivo por circunstancias meteorológicas, hay que sumar la detección de la enfermedad de la sharka en unos melocotoneros de Carrícola (Vall de Albaida), cuando hasta el momento solo se había visto en albaricoqueros. LA UNIÓ es consciente que la sharka no tiene la consideración de enfermedad de cuarentena en la UE y por lo tanto las acciones a efectuar pueden estar condicionadas, mas la gravedad de la situación y el hecho que nos hallemos en el principio de la infección precisa de una acción veloz y concluyente.

En este sentido LA UNIÓ ya ha pedido a la Conselleria de Agricultura que se adopten medidas dada esta detección. Primeramente, acciones sancionadoras contra el vivero que no ha garantizado la sanidad vegetal y ha vendido plantas plagadas y asimismo el establecimiento por la parte de Conselleria de un protocolo de actuación que contemple ciertas medidas.

Entre ellas se halla la trazabilidad desde las ventas de plantas del vivero para advertir posibles parcelas perjudicadas o potencialmente perjudicadas, medidas obligatorias y recomendaciones a adoptar por las personas con plantas perjudicadas o potencialmente perjudicadas en sus parcelas, medidas que garanticen la no dispersión de material vegetal de las parcelas perjudicadas o potencialmente perjudicadas y recobrar y establecer la línea presupuestaria, ya pedida por LA UNIÓ en el mes de junio, para compensar los costos de arranque de las parcelas perjudicadas, desinfección y nueva plantación.

Campaña fruta

Por otro lado, el cómputo de la campaña de la fruta ofrece un comportamiento bastante negativo para los productores. En los lineales aunque es verdad que la fruta se ha vendido bien y conseguido un coste superior al de la pasada campaña, los productores no lo han sentido frente al notable incremento de los costos de producción (equiparación sueldos al SMI, energía, plásticos, transporte…). A ello y la mengua productiva hay que sumar los menores rendimientos debido a los inconvenientes de calidad de la fruta por las contrariedades climatológicas.

Publicidad en Castellón Diario