La Universitat Politècnica de València evalúa los riesgos de conservación del ‘rorcual común’ que puede estar presente todo el año

La Universitat Politècnica de València evalúa los riesgos de conservación del ‘rorcual común’ que puede estar presente todo el año

Confirman que las ballenas se desplazan en dirección sur y están investigando posibles medidas para reducir el riesgo de colisión asociado al tráfico marítimo especialmente en la zona de entrada al puerto de Dénia (Alicante).

 

Mediante el uso de técnicas de monitoreo acústico pasivo se ha descubierto que el rorcual común puede estar presente a lo largo de todo el año, no solo durante los meses de verano. Sin embargo, es entre junio y julio cuando se avista con mayor frecuencia. Esta revelación ha sido resaltada por Eduardo Belda, responsable científico del proyecto «El cabo de los rorcuales: estudio de la presencia y origen del rorcual común en la plataforma y el talud del Cabo de la Nao y Canal de Ibiza».

El objetivo de esta investigación, la cual es de carácter multidisciplinario y está en curso desde 2021, es analizar las poblaciones de rorcual común (Balaenoptera physalus), la segunda especie más grande del planeta después de la ballena azul, que migran a través del Cabo de la Nao, e identificar hacia dónde se dirigen. Estos detalles fueron recordados por el profesor del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València (UPV).

Además, junto con proporcionar información sobre los movimientos y las rutas migratorias de estos animales, también se están evaluando los posibles riesgos para la conservación de esta especie en la zona debido a la actividad humana, especialmente la relacionada con el tráfico marítimo y el ruido submarino. Es importante analizar cómo estas actividades antropogénicas pueden afectar a los rorcuales comunes y buscar medidas de protección para mitigar sus impactos negativos. Esta investigación tiene como objetivo concienciar sobre la importancia de la conservación de estas especies y promover prácticas sostenibles en las áreas marinas donde se encuentran.

Resultados del proyecto CaboRorcual

En la presentación de los resultados del proyecto, Belda ha explicad,

Durante estos dos años de estudio, hemos observado cerca de 150 ejemplares de rorcual común desplazándose hacia el sur desde las zonas de observación en la costa de Dénia y el Cabo de San Antonio entre los meses de abril a octubre.

Las investigaciones realizadas, tanto a través de la monitorización acústica como visual, confirman que las ballenas se desplazan en dirección sur. Además, el uso de técnicas de foto-identificación y el marcaje piloto con un transmisor de seguimiento satelital en un ejemplo, corroboran que estas ballenas que pasan por la costa de Alicante en verano están migrando hacia el Atlántico. Estos hallazgos brindan información valiosa sobre los patrones migratorios de los rorcuales comunes en la región y contribuyen a nuestro entendimiento de sus comportamientos y hábitats.

Relacionados  Un camionero de Alicante fallece tras lanzarle una tapa de alcantarilla

Esta migración se lleva a cabo cerca de la costa en el área del Cabo de San Antonio y el Cabo de la Nao, fuera del corredor de migración de cetáceos y de las actuales Áreas Importantes para los Mamíferos Marinos propuestas. Por esta razón, se están investigando posibles medidas para reducir el riesgo de colisión asociado al tráfico marítimo en la zona, especialmente en la zona de entrada al puerto de Dénia. Es importante abordar este riesgo y tomar acciones para proteger a los rorcuales comunes durante su migración, evitando posibles colisiones con embarcaciones. Esto implica la implementación de estrategias de manejo y regulaciones para garantizar la seguridad de estas especies en su ruta migratoria.

Proyecto multidisciplinar

En el proyecto CaboRorcual participan investigadores del Instituto de Investigación para la Gestión Integrada de Zonas Costeras (IGIC) y del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la UPV, expertos en las áreas de ecología, oceanografía costera y acústica submarina. Además, cuenta con la colaboración del Servicio de Biodiversidad de la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de Dénia, la Marina el Portet, la Fundació Baleària, la Fundación Oceanogràfic, las asociaciones EUCRANTE, EDMAKTUB, EQUINAC y ALNITAK, así como el Servicio Marítimo de la Guardia Civil. La participación y colaboración de estas instituciones y organizaciones es fundamental para llevar a cabo una investigación integral y promover la conservación de los rorcuales comunes en la zona del Cabo de San Antonio y Cabo de la Nao.