La Vila de Almassora estrena red de drenaje con las obras de FEDER

Los operarios encaran la pavimentación desde el Raval hacia la Natividad

Las obras de la Vila de Almassora avanzan con el remate de los trabajos en la red de drenaje para emprender la solera de hormigón y pavimentar. La reforma se centrará en breve en el Raval de la Trinidad, por donde comenzará la pavimentación para encarar la calle San Joaquín hacia la plaza de la Iglesia. Los plazos se mantienen para cumplir el calendario acordado con la Unión Europea, que financia el 50% de las obras junto al Ayuntamiento.

La alcaldesa de Almassora, Merche Galí, y la concejala de Territorio, Carmina Martinavarro, han visitado el casco antiguo para conocer el avance de la reforma que acomete la mercantil Grupo Ravi, adjudicataria del contrato. Todo el trazado está inmerso en las obras tras la suspensión de las fiestas de Santa Quitèria, de manera que los grupos de trabajo se reparten por diferentes zonas para avanzar los trabajos.

En estos momentos, los operarios rematan la nueva red de drenaje, que permitirá modernizar un sistema obsoleto por el paso del tiempo y las posibilidades de capacidad. En unos días comenzará el hormigonado de la zona y, a continuación, la pavimentación, que ya dejará a la vista una imagen más aproximada del resultado de las obras. Éstas tienen un presupuesto de  441.940,52 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses y medio.

La actuación afecta a una superficie de 2.289,30 metros cuadrados que eliminará los peldaños anteriores actuales para dejar la acera a una única altura en la que la accesibilidad quede garantizada a toda la ciudadanía. Además de garantizar la accesibilidad universal, las obras dotarán de iluminación especial a la plaza de la Iglesia, junto a la fachada de la Natividad, para resaltarla respecto a la calle San Joaquín.

El espacio quedará reservado al paso de transeúntes frente al tráfico rodado. Además de bancos y arbolado en la plaza, todo el casco antiguo sumará códigos de pavimentado para destacar datos como los edificios catalogados, los dotacionales y aquellos con interés arqueológico.

Deja un comentario