Laqvima Vere retorna homenajeando a la Semana Santa y recordando a Ucrania

Benlloch recibe el nombramiento de Fiesta de Interés Turístico Autonómico antes de la Pasión musical y reconoce la aportación de las cofradías y hermandades y de la Junta Central

El Laqvima Vere, la «Pasión Musical» de Vila-real, sirvió anoche de escenario para la entrega de la distinción de Fiesta de Interés Turístico Autonómico a la Semana Santa local. Un distintivo concedido en el año 2020 que, a causa de la pandemia por la covid, no se había podido realizar en un acto oficial. El alcalde de Vila-real, José Benlloch, recibió, de manos del secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, un reconocimiento que quiso compartir con “todos aquellos que han hecho posible la Semana Santa de Vila-real”: el presidente de la Junta Central, Pascual Sanz, los expresidentes y los representantes de hermandades y cofradías desfilaron por el escenario de la plaza Mayor para recibir el homenaje de la ciudad, minutos antes de arrancar la representación más esperada del Laqvima Vere, tras cuatro años de ausencia.

            Benlloch quiso agradecer a la Generalitat el distintivo, que, señala, “reconoce la singularidad de nuestra Semana Santa, una de las más antiguas de la Comunidad y un referente por su espiritualidad, el gran arraigo de nuestras cofradías y hermandades y un patrimonio artístico único, al que se añade la capacidad de innovación constante que nos ha dado eventos como Laqvima Vere, una Pasión musical única que sabe conjugar la vanguardia con la tradición y la sensibilidad de estas fechas”. El espectáculo, dirigido por su autor, Alfredo Sanz, incorpora distintas disciplinas artísticas, entre las que se cuentan el teatro, danza, una cuidada escenografía, mappings sobre la fachada del ayuntamiento de la ciudad y, sobre todo, música.

            En esta ocasión, a la Orquesta Sinfónica de Vila-real y la Coral Sant Jaume se sumó el conjunto vocal Alivu, procedente de Madrid. Como solistas, Yasmin Müller, Paqui Sales, Vicente Ombuena, Javier Bovea, Vicente Antequera y Boni Carrillo, a los que se añadió Rafa Quirant, premio de Juventudes Musicales de España. En lo artístico, bajo la dirección de Pau Ayet, el espectáculo cuenta con Raúl Ferrando, Xavi Castelló, David Collado, Juanjo Sanjuán, Alba Blanco, Cristina Llop, Alex Martin, Pepa Cases, Toni Carratala y Alejandro Brandl. Todo ello, gracias al patrocinio de Porcelanosa Grupo y Facsa, a los que Benlloch quiso agradecer de manera especial su colaboración, así como a la Diputación Provincial y a la Generalitat. También a la televisión pública Àpunt y a Televisión de Castellón, que en coproducción han realizado el espectáculo para su emisión en la cadena autonómica el jueves a las 1.00 horas y el Viernes Santo, a las 11.00 horas.

            Para finalizar el acto, presentado por Núria Goterris, el equipo de Laqvima Vere hizo sonar en la plaza Mayor el Va, pensiero (coro de los esclavos judíos) de la ópera Nabucco de Verdi, convertido en un himno por la paz y por los refugiados de la guerra de Ucrania. De esta manera, Vila-real muestra de nuevo su apoyo y solidaridad con el pueblo ucranio en uno de los eventos más representativos de su Semana Santa.