Las altas aumentan en la Comunidad, que suma 7.443 casos y 672 muertos

La Comunidad Valenciana, que ya suma 7.443 casos de coronavirus y 672 muertos por COVID-19, se encuentra este martes en una "llanura" de la curva por la menor presión asistencial mientras siguen aumentando el número de camas disponibles en las UCI y también el de altas hospitalarias, hasta superar el millar.

ÚLTIMOS DATOS DE LA PANDEMIA

En las últimas 24 horas, la Comunitat ha registrado 109 nuevos casos de contagiados por corononavirus y 35 fallecidos más que el lunes, según la consellera de Sanidad, Ana Barceló, que ha indicado que de las 7.443 personas contagiadas, 1.887 se encuentran hospitalizadas (veintidós menos), y de ellas, siguen en la UCI los mismos 384 que el lunes.

Asimismo, ha destacado que las altas que se han producido ya llegan a 1.103, lo que supone 173 más que el día anterior, y que son 1.236 los sanitarios contagiados, 48 más que el lunes.

Respecto a la situación en las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales de la Comunidad Valenciana, la ocupación sigue bajando y este martes es del 62,89 por ciento, casi un punto menos que el lunes, y el número de camas libres es de 357, cinco más que el día anterior.

Según Barceló, la Comunidad Valenciana está en una “llanura”, con menos presión asistencial y con camas disponibles, un dato que es coincidente con el resto de España.

Los intensivistas también han constatado que aunque la ocupación en las UCI de algunos hospitales españoles han llegado a ser del 200 por ciento durante la crisis del coronavirus, en la mayoría está cambiando la tendencia, la presión está disminuyendo y se observa un “equilibrio” entre el número de ingresos y de altas.

Así lo asegura el vicepresidente de la Sociedad Española de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), Álvaro Castellanos, quien destaca que se está viendo que la cuarentena y el distanciamiento social “están teniendo efecto” en la disminución del número de casos.

RESIDENCIAS DE ANCIANOS

La Comunidad Valenciana tiene 102 residencias con algún caso por coronavirus y ya acumula desde el inicio de la pandemia 1.064 casos de positivos, 837 de residentes y 227 de empleados, y un total de 191 usuarios muertos, veinticinco más que este lunes.

Ana Barceló ha matizado que se trata de contagios acumulados, por lo que no quiere decir que todos sean positivos en este momento.

Además, ha informado de que de las 102 residencias con positivos, cuatro más de las contabilizadas el lunes, 62 se encuentran en la provincia de Valencia, 28 en la de Alicante y las otras 12 en la de Castellón.

Las residencias bajo vigilancia activa del personal sanitario son doce, una más que el lunes, de las que son 5 están en la provincia de Alicante, 4 en la de Valencia y 3 en la de Castellón.

HOSPITALES DE CAMPAÑA

Los trabajos de construcción de los tres hospitales de campaña que se están levantando en las tres capitales de provincia de la Comunidad “avanzan a buen ritmo, de manera que este fin de semana finalizarán las obras”, ha explicado la consellera de Justicia e Interior, Gabriela Bravo.

Los tres acogerán, en principio, a pacientes que den positivo en COVID-19 pero cuya atención requiera poca complejidad, aunque los hospitales están preparados para adecuarse a cualquier necesidad clínica.

Con respecto a las camas que se instalarán en la antigua escuela de enfermería del hospital la Fe de Campanar, la consellera de Sanidad ha explicado que está preparada para entrar en funcionamiento mañana o el jueves, ya que en el lugar ya no hay obras ni operarios, y se ha puesto el mobiliario y el aparataje que requiere. “En cualquier momento podría entrar en funcionamiento”, ha dicho.

MATERIAL SANITARIO

La Generalitat ha iniciado el reparto del material de protección sanitario llegado en avión desde China este lunes, después de que seis camiones de gran tonelaje trasladaran las 65 toneladas de material recibido al lugar donde éste se gestiona.

Además, los primeros test rápidos para la COVID-19, que permiten un diagnóstico en quince minutos, se harán a profesionales sanitarios con síntomas, y si el resultado es negativo se les realizará además la técnica PCR, que en cuatro o cinco horas confirmará si es así.

Según la consellera, las primeras pruebas se realizarán en pacientes con síntomas, empezando por los profesionales sanitarios y sociosanitarios, los residentes en residencias de mayores (a algunos de los cuales ya se les han hecho PCR) y servicios esenciales.

Barceló ha matizado que otra cuestión es la situación que se produzca por el levantamiento paulatino del confinamiento y cómo se van a llevar a cabo los test rápidos a las personas que se vayan incorporando a sus puestos de trabajo, ya que será algo que determine el Gobierno con el resto de autonomías.

Respecto al uso masivo de mascarillas cuando termine el confinamiento, ha explicado que el ministro les comunicó este lunes que está valorando, por si fuera necesario, llevar a cabo una compra centralizada masiva para proveer a las personas que tengan que incorporarse al trabajo en ese proceso de “desescalamiento” del confinamiento.

DESPLAZADOS

La consellera ha pedido “responsabilidad” a los ciudadanos de otras comunidades autónomas que quieren desplazarse a la costa de la Comunidad por Semana Santa y les ha emplazado seguir confinados porque “el sacrificio es de todos y no depende de donde uno viva”.

Ha advertido de que en el Consejo Interterritorial con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, se les trasladaron “medidas muy restrictivas” y “muy duras” para evitar estos desplazamientos hacia segundas residencias de lugares como la Comunidad Valenciana.

“Les pediría, como estamos pidiendo a todo el mundo, que queden confinados en casa porque tenemos que protegernos y proteger al resto de la sociedad. Le pido la misma responsabilidad que pedimos a los valencianos, que están siguiendo de manera ejemplar ese confinamiento, a las personas que residen en otras comunidades y que están pensando en ese desplazamiento”, ha añadido.

Deja un comentario