Las lonjas de Castellón capturaron 7.866 toneladas de ‘Peix de Llotja’ en 2019, generando negocio por 27,5 millones de euros

Un total de 155 buques en la provincia de Castellón realizan las tareas de pesca en alta mar

  • Peix de Llotja’ generó 707 empleos en la provincia

Las lonjas de la provincia de Castellón capturaron más de 7.866 toneladas de pescado y marisco local en 2019. Estos datos suponen el 36,2% del pescado y marisco total en la Comunitat Valenciana. Esta labor de los pescadores castellonenses generó un total de 27,5 millones de euros por la captura de pesca de lonja. Las lonjas de Benicarló, Borriana, Castelló, Peñiscola y Vinarós son cinco de las cerca de 20 cofradías de la Comunitat Valenciana que trabajan bajo la marca de garantía ‘Peix de Llotja’, gestionada por la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA), una propuesta que nació en 2017 de la mano de la Conselleria de Agricultura, Desenvolupament Rural, Emergència Climática y Transició Ecològica, junto con las federaciones provinciales de cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana.

Este distintivo pretende dar valor y reconocimiento a los trabajadores del sector, que proporciona empleo a cerca de 8.000 personas, de las cuales 3.000 lo hacen a través de empleos directos. Entre las cinco cofradías de la provincia de Castellón se generan 707 puestos de trabajo. A través de los 588 buques de la Comunitat Valenciana, 155 en la provincia de Castellón, se consiguió desembarcar más de 22.000 toneladas de pescado y marisco recogido en los más de 500 kilómetros de costa en la Comunitat Valenciana.

El ‘Peix de Llotja’ se ha convertido en un alimento referente de la Comunitat Valenciana, un distintivo, de Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores, que pretende estimular el consumo sostenible del pescado y marisco, recogido en el litoral. Los habitantes de la Comunitat Valenciana aumentaron su consumo de producto local hasta un 10% respecto al año anterior.

Peix de Llotja: un sello de garantía y sostenibilidad

‘Peix de Llotja’ es una marca de garantía de la Comunitat Valenciana que gestiona la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA). Su elemento diferencial es que los productos recogidos por las cofradías valencianas se obtienen de manera sostenible y respetuosa con el medioambiente. El ‘Peix de Llotja’ es un producto ecológico y de kilómetro cero, es decir, la distancia entre su captura y el consumo es reducida lo que supone un descenso de las emisiones de CO2 por el transporte. El pescado y marisco de lonja es garantía de frescor y sostenibilidad, y con su consumo se establece un compromiso por el sector y todos los trabajadores que hacen posible su pesca y distribución. Desde Torrevieja a Vinaròs, las distintas cofradías adquieren los alimentos de temporada frescos, sabrosos, saludables y sostenibles, que formarán parte de la cultura autóctona, así como de una gastronomía sana y equilibrada.

Sobre COINCOPESCA

La Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA), nace como fórmula asociativa de pescadores, para atender las necesidades de subsistencia de sus miembros, vinculándose desde el principio a la pesca de bajura y artesanal. Está formada por cerca de 20 cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana: 10 en la provincia de Alicante; 5 en la de Castellón y otras 4 en la de Valencia. Su función reside en abastecer diariamente las lonjas pesqueras, reguladas como establecimientos portuarios de control y primera venta de los productos frescos de la pesca y marisqueo, atendiendo las necesidades generales de ordenación del sector.

Las Lonjas autorizadas en la Comunitat Valenciana corresponden a los puertos pesqueros de Vinaròs, Benicarló, Peñíscola, Castelló, Borriana, Sagunt, València, Cullera, Gandia, Dénia, Xàbia, Moraira, Calp, Altea, La Vila Joiosa, El Campello, Santa Pola, Guardamar del Segura y Torrevieja.

Las cofradías de pescadores de la Comunitat Valenciana son corporaciones de derecho público, sin ánimo de lucro, con personalidad jurídica propia y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de sus fines, integradas voluntaria y libremente por profesionales de la pesca, armadores y trabajadores de su respectivo ámbito territorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *