Las obras del trinquete de Almassora encaran la recta final con la construcción de las gradas

Ayuntamiento, Diputación y fondos FEDER financian la inversión

El nuevo trinquete municipal de Almassora encara la recta final de su construcción con el acabado del graderío para el público. Las obras están cofinanciadas por la Unión Europea a través de los fondos FEDER, la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Almassora y acumulan una inversión de 429.511,38 euros (más IVA). Si no hay contratiempo, la instalación estará lista este otoño para la inauguración y el inicio de la actividad deportiva.

A lo largo del verano, la empresa adjudicataria ha terminado la cubierta y los cerramientos de chapa y, en estos momentos, los trabajos se centran en culminar la zona de gradas que en el futuro albergarán al público de los entrenamientos y partidas. El acabado de la estructura de hormigón y las escaleras del edificio ubicado a la espalda del colegio Errando Vilar son otras de las labores que ejecuta la adjudicataria en la actualidad. Además, los operarios también han habilitado las dos pistas de ‘one wall’ en el patio del colegio, unas canchas diseñadas para promocionar la iniciación a la pelota entre escolares.

Tras su apertura, el Servei Esportiu Municipal (SEM) dispondrá de una instalación para acoger los entrenamientos del Club Pilotari de Almassora, así como las escuelas de pelota valenciana que realizan periódicamente. Además de estos entrenamientos y competiciones oficiales, el trinquete estará a disposición de los centros escolares de la zona para la realización de clases de educación física. No en vano, el edificio dispondrá de 1.200 metros cuadrados distribuidos en tres plantas.

El complejo está recogido en el Plan Director de Instalaciones Deportivas Municipales como una de las medidas para fomentar la práctica de deportes tradicionales. También forma parte de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI) que logró la línea de subvenciones europeas bajo el lema ‘Una manera de hacer Europa’. En este sentido, el presupuesto total asciende a 890.000 euros (IVA incluido), financiado con 177.340 euros por la Diputación Provincial de Castellón y el resto de la inversión al 50% por el Ayuntamiento de Almassora y la Unión Europea.

Como detalla el proyecto elaborado por los servicios técnicos municipales, el nuevo trinquete constará de tres pisos, entre los que se distribuirán los 1.200 metros cuadrados de este edificio. Destaca la utilización de piedra de ‘bateig’, un material habitualmente presente en la ‘canxa’ pero que en la instalación de Almassora estará también en la ‘escala’. El edificio será totalmente accesible y está previsto que haya un espacio reservado para las personas con movilidad reducida en la primera planta.

Deja un comentario