Lesmes renuncia a su cargo como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial

Revela "contactos" en "estos últimos días" para renovar el Consejo mas señala que no han sido fructuosos. Repite que su resolución es por respeto a las instituciones y a los jueces frente a una situación que compromete el prestigio de la Justicia.

 

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha anunciado que hoy lunes formalizará la renuncia a su cargo como presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) al amparo de lo establecido en el artículo 588.2  de la Ley Orgánica del Poder Judicial, para no ser «cómplice» de la parálisis en torno al CGPJ.

Finalizado este domingo el plazo anunciado por él mismo a los vocales del Consejo en el Pleno del pasado veintinueve de septiembre sin que Gobierno y oposición hayan alcanzado un pacto para la renovación o la devolución de competencias al órgano de gobierno de los jueces, Lesmes ha decidido cesar inmediatamente en las funciones que le tocan legalmente, conforme ha señalado en una declaración.

Conforme expone, tras el llamamiento efectuado a lo largo del alegato de apertura del Año Judicial al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y al jefe de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, a fin de que pusiesen solución terminante a la «insostenible situación» en la que se hallan el Tribunal Supremo y el CGPJ y de las exhortaciones en exactamente el mismo sentido hechas por el comisario de Justicia de la UE,

Los contactos desarrollados estos últimos días, de los que he sido informado, no han dado resultado positivo alguno, ha expuesto.

Ha dicho.

El juez además ha señalado en su declaración que ha perdido «toda esperanza de rectificación» y que, frente al «patente deterioro» del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, su presencia al frente de estas instituciones «carece» ya no es útil y sería además de esto contraria a su conciencia profesional.

Por lo que se impone mi renuncia como presidente, ya que sostenerme de ahora en adelante en esta responsabilidad solo puede valer para transformarme en cómplice de una situación que detesto y que es inadmisible.

Conforme ha explicado.

Así, Lesmes pedirá inmediatamente regresar al servicio activo en la Carrera Judicial y se incorporará a su destino en la Sala Tercera del Tribunal Supremo, que ya cuenta con 9 vacantes y que de esta forma, frente a la próxima jubilación de uno de sus jueces, va a poder sostener cuando menos por un tiempo el mínimo indispensable de miembros para formar sus secciones de enjuiciamiento.

«INFRUCTUOSA VISITA» DE REYNDERS

En su declaración Lesmes asimismo hace referencia a la «ineficaz visita» del Comisario de Justicia de la Comisión Europea, Didier Reynders, quien, tras distintos encuentros con autoridades españolas, exhortó al Gobierno y a la oposición a fin de que, de manera inmediata, se resolviera la situación de bloqueo y se abordase ahora la reforma del modelo de elección de Vocales de procedencia judicial, sin que hayan dado «resultados positivos».

Dada esta reiterada indiferencia a mis llamamientos, la expectativa que se abre no semeja ser otra que el mantenimiento de una situación, quizá a lo largo de años, que desgasta y desgasta poco a poco más a las primordiales instituciones de la Justicia de España y, por tanto, de nuestro Estado de Derecho.

Ha aseverado.

Lesmes ha asegurado que adopta esta resolución por respeto a la dignidad de las instituciones que encabeza y por respeto asimismo a los jueces españoles, «que legítimamente aguardan que quien les representa no continúe imperturbable frente a una situación que compromete gravemente el prestigio y funcionamiento de la Justicia entera». Ha concluido.