‘Llaurant…’ expone los peligros de la agricultura industrial en Castellón

‘Llaurant…’ expone los peligros de la agricultura industrial en Castellón

VÍDEO - La campaña “Llaurant…” denuncia los daños de la agricultura industrializada y muestra las alternativas sostenibles que existen en Castellón.

 

Contaminación, toxicidad en los alimentos, injusticia en los precios del campo; estos son problemas que enfrentamos, pero también hay soluciones reales para una producción agrícola y ganadera justa y sostenible en Castellón. Un nuevo vídeo de concienciación lanzado hoy por el proyecto ‘Llaurant un futur sostenible‘ aborda estas dos caras, justo un día antes del Día del Comercio Justo, la Economía Social y la Cooperación al Desarrollo en Castellón. 

Este proyecto es una iniciativa de la Fundación Novessendes de Betxí y la ONGD Pankara Ecoglobal de Vila-real, financiada por la Generalitat Valenciana. Surgió en 2021 con el objetivo de sensibilizar a la población sobre la urgencia de promover un sistema agroalimentario más justo y sostenible.

Los datos científicos indican que el modelo industrializado de producción y consumo de alimentos está causando graves problemas, como el cambio climático, la desigualdad económica y problemas de salud, tanto a nivel mundial como en la Comunidad Valenciana.

El vídeo, que marca la tercera fase de la campaña desde su inicio, utiliza la ironía y el humor para abordar un tema serio. Está disponible desde hoy en la página web llaurant.com. En él, se resaltan los impactos negativos del sistema alimentario industrializado y se presentan alternativas sostenibles en Castellón.

Tenemos una amplia gama de productos respetuosos con el medio ambiente y con las personas, muy cerca de ti.

Enfatizan las responsables del proyecto, Alba Remolar Franch, técnica de proyectos de la Fundación Novessendes, e Iraca Vargas, técnica de proyectos de la ONGD Pankara Ecoglobal.

Las cifras de la campaña en estos tres años:

El proyecto Llaurant un Futur Sostenible surgió hace tres años. Durante este tiempo, su estrategia ha buscado implantar una semilla de conciencia en la población, promoviendo el consumo y respaldando los productos agrícolas producidos de manera más respetuosa, saludable y equitativa. Es decir, favoreciendo una agricultura alternativa a la industrializada.

La campaña se apoya en una estrategia multimedia que incluye tácticas digitales y físicas. En esta tercera fase, además de la difusión en redes sociales, se planifica el diseño de una exposición interactiva, así como encuentros y formaciones.

Las cifras de las acciones realizadas hasta ahora hablan por sí solas. Durante este período, el proyecto de Novessendes y Pankara ha logrado involucrar a 22 iniciativas productoras de Castellón relacionadas con la producción de alimentos. Todas estas empresas apuestan por defender una agricultura y ganadería que respeten el medio ambiente, la sociedad y el territorio.

Relacionados  Consulta pública para crear normativa sobre moluscos bivalvos

Además, se han realizado aproximadamente 20 entrevistas a figuras destacadas de la agricultura en Castellón, las cuales han sido compartidas en diversas redes sociales de la campaña. Asimismo, se han producido y difundido varios vídeos de sensibilización, dando voz a los proyectos de agricultura sostenible en la región.

En paralelo a la actividad en redes y medios de comunicación, la campaña ha llevado su mensaje de cambio hacia un modelo alimentario sostenible al público de Castellón de manera física y presencial. Esto se ha logrado a través de actividades de sensibilización como charlas, exposiciones, dinámicas participativas y talleres prácticos. En total, más de 600 personas han participado en estas experiencias.

El proyecto también ha incursionado en el ámbito educativo para sensibilizar desde las bases, con actividades dirigidas a centros de educación primaria. Por ejemplo, se ha proporcionado formación sobre alimentación saludable y sostenible a más de 60 monitores de comedor, así como talleres a más de 80 estudiantes.

Por otro lado, ‘Llaurant un futur sostenible‘ ha dirigido su atención a un público más especializado y al alumnado universitario. Para ello, se han elaborado tres informes técnicos que recopilan datos sobre alimentación y producción sostenibles en Castellón. Además, se han llevado a cabo dos jornadas técnicas y formativas en la UJI, con la participación de más de 106 personas.

Los objetivos de la campaña son:

Con todas estas tácticas, el proyecto ‘Llaurant un futur sostenible’ persigue tres objetivos específicos:

Fortalecer el sector agroecológico de la provincia de Castellón mediante la creación de redes, el trabajo colaborativo y el intercambio de conocimientos. Se busca visibilizar el papel de las mujeres y reconocer su contribución en la transición hacia un modelo agrícola más justo y sostenible.

Sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de adoptar un sistema agroecológico más justo y sostenible, a través de la difusión de información en jornadas, ferias, charlas de expertos y talleres prácticos abiertos al público.

Se reconoce a las personas consumidoras como agentes de cambio fundamentales en la construcción de una sociedad justa y respetuosa con el planeta.

Facilitar un diálogo entre diversas instituciones, entidades sociales y la ciudadanía sobre la transformación ecosocial del modelo agroalimentario en la provincia de Castellón.