Los arquitectos de Castellón debaten sobre la modificación de la LOTUP.

Sometida a análisis la reciente aprobación de la LEY 1/2019, de 5 de febrero, de la Generalitat, de Modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat Valenciana

Este miércoles por la tarde se ha celebrado en el Colegio Territorial de Arquitectos de Castellón una mesa redonda bajo el título “Nuevos escenarios urbanísticos” con motivo de la reciente publicación de la Ley 1/2019 que modifica la anterior LOTUP. El interés de la jornada ha suscitado una gran acogida por parte de los arquitectos, que han agotado el centenar de plazas que tiene de aforo su salón de actos. Dicha mesa redonda ha sido moderada por el presidente de los arquitectos de Castellón, Ángel Pitarch, y ha contado con la participación de los también arquitectos Víctor García y Fernando Pérez, el abogado Simón García y el Jefe del Servicio Territorial de Urbanismo de la Consellería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Fernando Renau. Entre el público ha destacado la presencia activa del Decano de los Arquitectos de la Comunidad Valenciana, Luis Sendra, quien personalmente está siguiendo todas las mesas de debate sobre la modificación de esta ley que se organizan en las tres provincias.

Uno de los principales puntos que aborda la nueva ley es el cambio del modelo urbanístico, centrándose en la edificación existente frente a la anterior visión que apostaba más por futuros desarrollos urbanos.

La ley contempla, en sus regulaciones, el mundo rural, facilitando el desarrollo de actividades agrarias, pensando en la potencial regeneración y renovación urbana de los pueblos y ciudades, permitiendo el incremento de edificabilidad en estos supuestos para permitir que estas acciones de rehabilitación puedan ser rentables.

La nueva ley permite la creación de una agencia del territorio encargada de controlar la disciplina urbanística para evitar las viviendas y urbanizaciones fuera de la ley, estableciendo mecanismos para la legalización de aquellas edificaciones ya consolidadas. También permite la desclasificación de suelos ya calificados como urbanos pero con pocas perspectivas de desarrollo, y establece plazos para finalizar urbanizaciones pendientes de ejecución, devolviéndolas a su estado original.

Se incide así mismo en la necesidad que todos los edificios de más de 50 años tengan un realizado un Informe de Evaluación del Edificio.

Deja un comentario