Los barrios de Almassora absorberán el 85% de las inversiones de 2022

El Ayuntamiento de Almassora ha reservado "el presupuesto más inversor de su historia" para los barrios. Así lo ha destacado la alcaldesa, Merche Galí, durante la presentación de las cuentas para 2022, que destinarán 15,1 millones de los 17,7 del capítulo de inversiones (85%) a mejoras en los diferentes distritos de la localidad.

En su intervención Galí ha estado acompañada por el concejal de Hacienda, Santiago Agustí, y el portavoz de Ciudadanos, Javier Mollá, que han detallado las partidas del presupuesto de 43,3 millones que pasará este viernes por el pleno extraordinario para su aprobación.

En concreto, Fátima, Corell-Boqueras, Botànic, la playa y Vila-centro absorberán 15.182.898,3 euros de los 17.750.267,66 euros para mejoras de calado en sus respectivos entornos en un presupuesto global que alcanzará los 43.359.107,48 euros frente a los 35.161.135,36 euros del ejercicio vigente. “Los datos confirman que son inversiones históricas impensables hace una década, cuando Almassora reservó 807.000 euros para este capítulo de 2012, y que se alejan imparablemente de las cifras que manejan municipios de nuestro tamaño”, según Galí.

El equipo de gobierno ha incidido en su interés por devolver a los barrios la “revolución” inversora de unas cuentas que no supondrán ningún incremento de los impuestos municipales. De esta forma, la zona de Corell y Boqueras asumirá 4.762.009,02 euros en mejoras en su distrito, que incluyen el inicio de las obras del IES Álvaro Falomir, la construcción del Auditori Les Boqueres y más de 930.000 euros destinados a la regeneración urbana.

La zona de Botànic Calduch absorberá 4.663.024,47 euros para la construcción del colegio Embajador Beltrán y las obras de accesibilidad del entorno de la plaza, mientras que el barrio de Fátima logrará 2.567.751,86 euros que incluyen las obras en su sede social, la incorporación de un nuevo edificio municipal, el circuito para bicicletas BMX y un parque urbano, la prolongación de la calle les Alqueries y el colegio Santa Quitèria.

En el resto de la distribución de las inversiones de 2022 figura la playa, que obtiene 2.267.531,52 euros para la compra de terrenos de la pantalla verde, la sustitución del alumbrado por leds, la apertura de un nuevo tramo de la avenida Mediterránea y las curvas del camino Benafelí, así como 922.581,43 euros para la zona centro-casco antiguo. Este presupuesto incluye la fase 2 de la peatonalización de la Vila y más de medio millón destinado a reformas en el colegio Cardenal Cisneros.

El resto de la inversiones están destinadas a polígonos industriales y Santa Quitèria y a mejoras que afectan a la totalidad del municipio, como la implantación del anillo de fibra o la implantación de carril bici. “Lo que no está en un presupuesto no existe”, ha defendido el concejal de Hacienda, que ha recordado que Almassora se distancia de municipios vecinos en esta partida para modernizar la ciudad. Por su parte, el portavoz de Ciudadanos ha defendido que el tercer presupuesto fruto de la coalición con el Partido Socialista “sitúa Almassora en la delantera de la provincia de Castellón: es histórico para un momento histórico, combate la pandemia, apuesta por el crecimiento, es social y de consenso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *